Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Los valencianos gastan 500 millones de euros menos en casinos y bingos.

Los valencianos gastan 500 millones de euros menos en casinos y bingos.

Nada escapa a la crisis. Ni siquiera los juegos de azar. Los valencianos cada vez confían menos en esta manera de tratar de ganar un dinero fácil. Y arriesgar, lo que se dice arriesgar, no es una opción cuando un alto porcentaje de familias no llegan a fin de mes.

De ahí que el informe de la memoria de juego en la Comunitat Valenciana correspondiente al último ejercicio cerrado, el de 2011, refleje que los valencianos decidieron ese año gastar 3.168,7 millones de euros, casi 500 menos que en la anualidad anterior, cuando se llegó a 3.647. Y mucho menos que en 2009, cuando en la Comunitat se jugó por 4.079 millones de euros.
Casinos, bingos, máquinas tragaperras, Lotería Nacional, Lotería Primitiva, Bono-Loto, la quiniela de fútbol y las dos modalidades de quiniela hípica arrojaron descensos en su recaudación, de acuerdo con el mencionado informe, elaborado por la Comisión de Juego de la Comunitat Valenciana.

El de las tragaperras es, con notable diferencia, el juego de azar que más limpia el bolsillo de los ciudadanos. El informe refleja que los valencianos se dejaron en las denominadas máquinas de premio 1.445 millones de euros, lo que supone un descenso de casi un 20% respecto a 2010. En el segundo, la Lotería Nacional, con 693 millones recaudados, el descenso roza un 3%. Y el bingo, el tercer juego más popular, con 266 millones, cae en su recaudación un tercio respecto al año anterior.

En la Comunitat, como en el resto de España, los juegos de azar se dividen en tres sectores: el privado (casinos, bingos y tragaperras), el público (loterías dependientes del Estado) y el pseudopúblico (la ONCE).

Los juegos de la ONCE, el cuarto en que más gastaron castellonenses, alicantinos y valencianos, recaudaron 244 millones de euros en la Comunitat, un 2,5% más que en el ejercicio anterior, con una diferencia de seis millones.

En el sector público, el único que creció y compensó las pérdidas de recaudación de todos los demás fue el juego de los Euromillones. Obtuvo un 37,2% más, 177 millones. Y excepto el Quinigol e Hípica Lototurf, que recaudaron lo mismo en 2011 que en 2010, un millón y 0,9 millones, respectivamente, todos lo demás recogieron menos: la Lotería Primitiva se quedó en 208 millones (-6,7%), la Bono-Loto bajó a 66 millones (-2,9%), la quiniela redujo en 10 millones su recaudación y se quedó en 66 millones de euros (-20,8%) y la otra quiniela hípica, la Quit Plus, se contrajo hasta los 230.000 euros (-23,3%).

Los valencianos se gastaron en los casinos 30,7 millones de euros, un 10,29% menos que en 2010. El juego mayoritario en estos locales, la ruleta americana, recaudó 15,4 millones, un 12,2% menos, mientras que el Black, el segundo, cayó un 19,4% (6,2 millones) y el póquer sin descarte se contrajo un 18,3% (3,1 millones). La ruleta francesa, testimonial, arrojó una caída de un 53,4% en su recaudación (100.00 euros). Sí obtuvieron más recaudación el punto y banca, juego de naipes franceses que consiguió un 8,14% más (2,6 millones), y el póquer de círculo, que recaudó un 31,7% más (2,3 millones). Los que más crecieron fueron los torneos de póquer, un 38,8% (0,7 millones).

Fuente: LasProvincias.es