Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Estrategias de supervisión del juego, de la DGOJ

Estrategias de supervisión del juego, de la DGOJ

La Dirección general de Ordenación del Juego (DGOJ) tiene por misión velar por el cumplimiento de la normativa vigente para la operación y explotación de las actividades de juego online y de los juegos sujetos a reserva en España. El artículo 24 de la ley 13/2011, de regulación del juego, define las tareas de Inspección y Control, estableciendo que al objeto de garantizar lo dispuesto de la misma se ejercerá, por parte de la Dirección General de Ordenación del Juego, labores de auditoría, vigilancia, inspección y control de todos los aspectos y estándares administrativos, económicos, procedimentales, técnicos, informáticos, telemáticos y de documentación, relativos al desarrollo de las actividades previstas en la Ley. Asimismo, se establece como una de las tareas relevantes la investigación y persecución de los juegos ilegales.

2. Estrategia de supervisión e inspección

La DGOJ combina en su estrategia de supervisión del sector del juego en España dos enfoques: por un lado, la supervisión continua, “a distancia” y las inspecciones puntuales a los operadores, y por otro, la promoción del cumplimiento voluntario por parte de las empresas.

La primera consiste, principalmente, en el análisis de la información que proporcionan de forma regular los propios operadores supervisados y, en su caso, las entidades de certificación, de acuerdo con la normativa en vigor. La DGOJ está desarrollando un potente sistema de tratamiento de datos y una metodología de análisis que le permiten mantener un estrecho seguimiento de la situación de los operadores y detectar, con premura suficiente en la mayor parte de los casos, posibles situaciones de riesgo.

El seguimiento prudencial de los operadores es una de las actividades de mayor trascendencia para los participantes en los juegos que realiza la DGOJ. Su finalidad es velar por el cumplimiento de los requisitos impuestos por la normativa y, dentro de lo posible, anticipar y propiciar la corrección de situaciones que pudieran desembocar en perjuicios para los participantes en los juegos o afectar negativamente a la confianza del público en los operadores del sector.

Asimismo, desde la DGOJ se va a promover el cumplimiento de los requisitos de forma voluntaria mediante la creación de un clima en el que los miembros de la comunidad regulada tengan incentivos claros para cumplir con la normativa. La estrategia de cumplimiento de la normativa.

La DGOJ llevará a cabo la actividad que incentiven elcumplimiento de los operadores de múltiples maneras: prestando apoyo a los operadorespara ayudarles a cumplir con los requisitos de la legislación y de las condiciones desu licencia y los códigos de conducta que sean de aplicación. También puede realizaruna evaluación puntual que permita analizar el cumplimiento de determinado operador,con el fin de comprobar que está llevando a cabo sus actividades de formaconsistente con los objetivos previstos en la concesión de la licencia. Estasevaluaciones permitirán a la DGOJ promover buenas prácticas en los operadores, lo que lespermitirá mejorar continuamente sus procesos y procedimientos. Lametodología de análisis se basa en la evaluación de la probabilidad de riesgo presentado porlos operadores y el posible impacto de los riesgos sobre los objetivos previstos en laley.

Por otro lado, la DGOJ prestará especial atención a losprocedimientos puestos en marcha por los operadores para la investigación ytramitación de las reclamaciones de los participantes en los juegos, y este será un elementoesencial de la estrategia de supervisión e inspección.

3. Objetivos e instrumentos

El objetivo último de la legislación sobre el juego es elde garantizar la protección de los menores y de las personas con problemas relacionadoscon el juego y salvaguardar los derechos de los participantes en los juegos. Así mismoes importante velar por la integridad del mercado vigilando que la oferta de juegosse ajuste a las normas e impidiendo las actividades de juego no autorizadas.

 

Fuente: DGOJ