Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

USA: Emigrar para seguir jugando.

USA: Emigrar para seguir jugando.

A pesar que últimamente el gobierno de Estados Unidos ha mostrado una apertura en relación con el juego online a nivel estatal, como se recordará no hace mucho tiempo la situación era diferente.

Estados Unidos había mantenido una posición bastante estricta en lo relacionado con las apuestas y el juego en Internet, cerrando sitios de casinos en línea así como de poker online, y persiguiendo judicialmente a muchas personas involucradas con la industria, particularmente durante el famoso viernes negro del 15 de abril del 2011.

Como resultado, muchos jugadores profesionales, quienes se dedican a las apuestas de tiempo completo a través de sus computadoras, debieron tomar decisiones fundamentales para evitar correr con las mismas consecuencias y terminar encarcelados.

Es así como ciertos ciudadanos decidieron mudarse a sitios como Panamá, México, Costa Rica y Tailandia donde pueden realizar sus apuestas dentro de un marco legal y no son perseguidos por la justicia. Las historias de jugadores fuera de los Estados Unidos ha sido documentada por algunos periódicos no solo en los EE.UU sino en medios de otros países.

En ciertos casos, la proximidad a Estados Unidos y ver a familiares y amigos hace que los jugadores prefieran sitios cercanos como Panamá, México y Costa Rica, sin embargo, cualquier sitio que permita legalmente el tema, lo convierte en un lugar atractivos para estos jugadores.

En el caso de la mayoría, se trata de jóvenes menores de 30 años, los cuales han hecho del póker en línea su forma de vida y como tal, casi ninguno ha tenido un trabajo regular, por lo que continuar con esta actividad donde ésta sea permitida es algo bastante importante para ellos.

Ahora que la apertura del mercado se ha hecho presente en Estados Unidos, es factible que muchos de ellos, regresen a sus áreas originales. Una vez el mercado en el país Norteamericano este plenamente regulado, seguramente éste, será el caso.