Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

La débil economía italiana se fortalece con los juegos de azar

La débil economía italiana se fortalece con los juegos de azar

A pesar de que se desploma en recesión la economía de Italia, la industria del juego se está fortaleciendo.

Los juegos de azar han recibido mayor atención luego de que el 4 de julio, un adolescente se suicidara en la isla italiana de Ischia, después de haber jugado todos los ahorros de la familia.

La región de Lombardía tiene los mayores gastos per cápita en las máquinas tragamonedas. Hace unas semanas, 40 alcaldes tomaron una posición de recelo contra las apuestas llamando a limitar a la industria de los juegos de azar, a pesar de sus beneficios económicos a corto plazo.

La industria del juego cuenta con más de 120.000 empleados, convirtiéndolo en el tercer mayor empleador en Italia. Los dos principales empleadores en ese país son Eni, una multinacional italiana de petróleo y gas, y Fiat.

Según datos de la Coordinadora Nacional de Grupos de Apuestas, el 14% de las máquinas de juego instaladas entre 2011 y 2012 estuvieron ensombrecidas por los efectos sociales negativos. El año pasado, los alcaldes de Lombardía prepararon una serie de directrices que culminó con la propuesta legislativa hace unas pocas semanas.

Angela Fioroni, portavoz de la entidad local del gobierno de Lombardía y autora del libro Las Reglas del Juego, explicó la situación actual y la propuesta de los alcaldes: “En este momento, el sector no está regulado. … Se permite instalar máquinas en cualquier lugar: bares, restaurantes, y también hemos tenido informes que las hay en algunas farmacias”.

Asimismo dijo que los alcaldes piden una moratoria sobre las nuevas máquinas hasta que las nuevas regulaciones estén vigentes. Ellos quieren limitar las zonas en las cuales se permitan máquinas de juego. Algunos defensores de la salud mental piden su prohibición cerca de escuelas, hospitales, y otros lugares considerados sensibles.

Senzaslot.it es un portal de Internet creado por italianos para compartir información acerca de cafés y otros lugares públicos a los que pueden ir sin escuchar los sonidos de las máquinas tragamonedas. Maurizio Vanetti, portavoz de Senzaslot.it, dijo: “Consideramos interesante la propuesta, pero con algunas debilidades. (…) El punto que consideramos más peligroso es que los impuestos fiscales de juego puedan ser redirigidos a nivel local”.

La propuesta daría a las autoridades locales mayor poder para regular los juegos de azar, no sólo para decidir dónde irán las máquinas, sino también para el control de los ingresos.

“Creemos que esto podría provocar un corto circuito en el que los políticos de la comunidad puedan creer que el juego es una posible fuente de ingresos, en vez de resolver el costoso problema social”, dijo Vanetti.

El gobierno federal italiano ha tomado algunas medidas para regular el juego. En 2003, se presentó a los juegos de azar bajo el ala de la Administración Autónoma de Monopolios Estatales (Amministrazione Autonoma dei Monopoli di Stato, AAMS). En enero de este año, el Ministro de Salud, Renato Balduzzi prohibió la promoción de apuestas por Internet. El Ministerio de Salud de Italia reconoce ahora la adicción al juego como una enfermedad.

A Fioroni lo inquietan las estadísticas: “Tenemos 400.000 máquinas en Italia, 5 millones de jugadores regulares, de los cuales, 3 millones están en un riesgo patológico, y alrededor de 800.000 ya son considerados patológicos, con un costo al Ministerio de Salud de por lo menos 5 mil millones al año”.

“Sin embargo, los alcaldes no tienen poder de decisión sobre la apertura de salas de juego, ni la ubicación de máquinas”, agregó.

AAMS informa de cómo unos 87 millones de euros (115 mil millones de dólares) fueron canalizados a la industria nacional de juegos de azar en 2012, en la que el gobierno recaudó impuestos del 10%. Según ISTAT, el servicio oficial de estadística italiano, los italianos gastan el 5% de sus ingresos per cápita en juegos de azar, alrededor de 775 euros, (1.020 dólares) anuales por persona. Italia es el primer país europeo en medir los juegos de azar por habitante.

“La historia clásica del jugador (con problemas de juego), es la de alguien que no es capaz de comprender el problema por sí mismos”, dijo Vanetti.

“Ellos solo piensan en la manera de recuperar el dinero que perdieron, y luego entran en un ciclo en el que van a trabajar para ganar dinero y jugarlo. Se detienen sólo cuando hay una pared delante que los obliga a parar, por ejemplo, un cónyuge que presenta una demanda de divorcio. De lo contrario, irá a delitos menores o al suicidio”, dijo Vanetti.

Además de los 113.000 sitios públicos con al menos una máquina, hay cerca de 2.400 de los llamados mini-casinos. Las máquinas tragamonedas representan la mitad de todos los juegos de azar en el país, las loterías representan un cuarto de ellos, y la mayoría se realizan por internet.

Regular el sector es el primer paso, pero el problema del juego requiere un enfoque cultural, dicen los expertos, ya que los teléfonos inteligentes permiten a la gente jugar en línea en cualquier lugar.

Fioroni dijo que quienes tienen mayor riesgo de adicción al juego incluye mujeres solteras, personas sin empleo estable, inmigrantes, y gente de menor educación.

Vanetti dijo: “A la vez, que es un problema legislativo y cultural, es de carácter económico. Tenemos que hacer frente a todos, no sólo a los jugadores definidos como patológicos, sino también quienes juegan sólo en ocasiones. Estos últimos podrían caer en un estado patológico. Debemos tener en cuenta que las máquinas han sido diseñadas para manipular la mente humana usando ciertas características fisiológicas a través de sonidos y colores”.

Fuente: El Recreativo