Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El peligro de las apuestas

El peligro de las apuestas

«Las sospechas son por varios motivos, y van desde índices de apuestas fuera de lo normal hasta actos anteriores y posteriores a la disputa de los partidos», explica Javier Tebas. En los últimos años son la principal preocupación de los organismos internacionales. En febrero de este año, Europol destapó una trama de apuestas ilegales que había amañado 680 partidos de fútbol. Entre los encuentros investigados no había ninguno de la Liga española.

Pero la LFP está pendiente de las «trampas» que pueden llegar a través de las apuestas por internet. «Las casas hacen un seguimiento de volumen de apuestas en tiempo real y envían informes de lo que observan. Lo hacen todas las casas», explican en la Liga, que tiene un protocolo firmado con Betfair para que le remita las alertas sobre estos partidos sospechosos. «La UEFA también hace este tipo de informes», añaden. Fue el organismo europeo el que alertó de que algo raro había sucedido en el Racing-Hércules de Segunda División y trasladó las sospechas a la Liga de Fútbol Profesional. «Antes del choque ya se detectaron apuestas extrañas y a raíz de ello se inició un proceso para averiguar si el partido estaba amañado. Es algo que ya ha pasado en otros encuentros en Europa», explicaba Tebas el pasado mes de julio. «El nivel de apuestas para ese partido era sobre 60.000, 60 veces más de lo normal para este tipo de partidos», añadía.

Entre los partidos «sospechosos», el diario «Marca» incluía en el día de ayer el Córdoba-Xerez. Un insulso empate a cero perteneciente a la jornada 16. Una fecha demasiado temprana para pensar en asegurar permanencias o ascensos. Las sospechas se deben al extraño volumen de apuestas que se detectaron.

La influencia de las mafias sobre el fútbol es algo que preocupa mucho a los principales organismos internacionales. La FIFA y la UEFA trabajan conjuntamente con la Interpol para detectar posibles irregularidades.

Fuente: laRazon.es