Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El negocio de “Las Vegas por Internet”

El negocio de “Las Vegas por Internet”

El negocio del juego online en Gibraltar factura más de 113.000 millones de euros al año contabilizando la facturación de los 26 operadores instalados en el territorio y auditados en 2012 por siete empresas diferentes. El mercado es por demás interesante para el Peñón, por lo que la instalación de un cable submarino no sólo proporcionaría a Gibraltar cierta emancipación de las líneas telefónicas españolas, sino que también elevaría su facturación a cifras estratosféricas.

Gibraltar, considerado también como “Las Vegas por internet”, comenzó como centro operativo de las casas de juego online, luego de que los Estados Unidos por el 2004, obligó a pagar abultados impuestos a estos operadores de juego digital.

Dos años más tarde, los operadores posaron sus ojos en Gibraltar, de soberanía británica, pero que cuenta con mucha autonomía a la hora de regular su industria y el juego. Sólo están supeditados a la Corona británica en temas de defensa y de relaciones exteriores. Así, mientras en Londres grandes empresas como William Hill, Betfair o Ladbrokes pagaban en impuestos un 15% de sus beneficios, el Gobierno gibraltareño les permite, desde hace 14 años, tributar sólo al 1%.

En 2006 con el ex ministro de Exteriores socialista Miguel Ángel Moratinos, España proporcionó a Gibraltar miles de líneas telefónicas que las compañías de juego utilizaron para convertirse en una de las mecas de la apuesta por internet, permitiendole albergar los potentes servidores de los operadores de juego online.

Por estos negocios, los presupuestos de Gibraltar se engrosaron con los años, y se fueron sumando más empresas que posicionaron sus servidores en el territorio. Como aseguran fuentes cercanas a estas empresas, “la más pequeña factura medio millón de euros por hora”.

Sin embargo, la dependencia tecnológica de España y lo limitado del ancho de banda les impide seguir creciendo y ampliar el mercado, por lo que decidieron instalar la tecnología a través de aguas españolas. En la actualidad, el Peñón tiene a su disposición 100.000 líneas telefónicas para 28.000 habitantes y aún necesita más y con más ancho de banda. De ahí que no es de extrañar que, como informó el diario La Razón, el lanzamiento de bloques de hormigón en las costas tiene por finalidad la ampliación de sus infraestructuras telefónicas, ya que el cable que estarían colocando sería de 3,6 terabytes.

“Gibraltar es un casino virtual y se aprovecha de ello para no tributar por el juego”, afirmó Guillermo Rocafort, doctor en Economía y experto en paraísos fiscales, quien también alertó que “esta situación está fomentando la ludopatía entre los españoles”.

Según el experto, gran cantidad del dinero que genera esta actividad “no tiene ningún control”. Para Rocafort, la solución es clara: “Todo pasa porque la Administración española cree un plan integral estratégico para el control del juego virtual en el Peñón”. Por otra parte, a falta de terreno físico, este doctor en Economía resalta la fuerte expansión de Gibraltar a través de la red: “No todo son casas de apuestas. Webs como Wikipedia o empresas de call center también se aprovechan del negocio del cable”.

La mayoría de las empresas de juego online de españa que utilizan el dominio “.es”, aunque tienen una pequeña delegación en suelo español, mantienen los servidores en Gibraltar.

De los 318 sitios de apuestas que operan desde Gibraltar, 69 están autorizados en España. Por tipo de juego, las apuestas deportivas copan el mercado, con un 49,7 % sobre el total de juegos. La relevancia de deportes como el fútbol dentro de este negocio es uno de los motivos por los que, portavoces autorizados del sector del juego en España, afirman que “dentro de la ley de juego online 13/2011 no se incluyó la obligatoriedad de que los servidores de las operadoras tuvieran su base en España. Formaron un lobby que lo evitó”. Las mismas fuentes aseguran que “el fisco español está perdiendo entre un 20 y un 25 % por el auge del juego online. La crisis y estos operadores merman el negocio”.

Fuente: Diario del juego