Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Bookmakers buscan otros destinos

Bookmakers buscan otros destinos

Las empresas de apuestas online que operan en el Reino Unido están intentando extenderse a Europa y Australia, para compensar las pérdidas potenciales del próximo régimen fiscal sobre el juego en ese país, lo que podría provocar un “cambio radical” en la industria, según los analistas.

Desde diciembre de 2014, una tasa del 15 % será impuesta a las empresas offshore de juegos de azar que sirven a clientes del Reino Unido, en una medida que se estima aumentará a 300 millones de libras esterlinas la recaudación fiscal del sector.

La medida afectará principalmente a grandes operadores de apuestas del Reino Unido como William Hill y Ladbrokes, que operan desde Gibraltar, donde los impuestos son actualmente del 1% y con un tope de 425.000 libras esterlinas.

Los analistas dijeron que el impuesto al punto de consumo (POC- point of consumption tax) podría cambiar la composición de la industria de juegos de azar, donde pequeños bookmakers estarán potencialmente obligados a abandonar el mercado.

“La introducción del impuesto POC es probable que cause un cambio radical en el panorama competitivo del mercado de los juegos online del Reino Unido”, opinaron los analistas David Jennings y Simon McGrotty.

Las empresas de juego online están presionando para una tasa de impuestos más baja y amenazan con acciones legales, alegando que la industria va a perder millones de libras con la nueva imposición.

Sin embargo, las empresas de apuestas remotas pueden ser capaces de compensar el impuesto a través de la reducción de costos y el desarrollo de productos en el extranjero. Según el estudio de Citi de los analistas James Ainley y Josh Lipman, los corredores de apuestas pueden ser capaces de compensar el impacto del nuevo impuesto en alrededor del 70 al 80 por ciento.

Jennings dijo que la reubicación en el extranjero fue especialmente importante para los corredores de apuestas con la esperanza de compensar los efectos de este impuesto.

“Todas estas empresas de juego están tratando de diversificar sus fuentes de ingresos, para ayudar a mitigar el impuesto POC cuando entre en juego, pero el número de mercados que consideran realistas para invertir en ellos, es limitado. Es por eso que van a otros países”, dijo a CNBC.

Europa se considera un área particularmente atractiva en la que invertir, sobre todo Italia y España, donde los grandes bookmakers como Paddy Power y William Hill ya están presentes.

“Italia y España siguen ofreciendo la oportunidad más interesante fuera del Reino Unido, dado el mercado es de gran tamaño y alta propensión al juego, la fiscalidad es favorable y hasta la fecha hay una baja penetración de los juegos de azar online”, dijeron Ainley y Lipman.

Los países europeos tienen una fuerte preferencia por los juegos de azar basados en máquinas, y las apuestas deportivas aún deben encontrar su gran éxito. Sin embargo, Jennings definió a Europa como una “apropiación de tierras” con corredores de apuestas online luchando por un espacio en un mercado ya saturado. Consideró a Australia como una opción más atractiva.

“En Australia el panorama competitivo es especialmente atractivo, ya que aproximadamente el 85% del mercado está dominado por tres empresas, en comparación con el Reino Unido, donde las cinco primeras empresas representan el 55-60 por ciento del mercado”, dijo Jennings a la CNBC.

Ainley y Lipman señalaron que Paddy Power ya realizó incursiones importantes en el mercado australiano, donde el mercado de las apuestas deportivas es cada vez mayor, creciendo del 3 al 4 % anual. William Hill recientemente adquirió la casa de apuestas online tomwaterhouse.com por 20 millones de libras esterlinas (U$s 31 millones), en un intento de aprovechar el mercado australiano.

Mientras que el gobierno australiano prohibió los casinos en línea, y el póker y apuestas deportivas en vivo, Jennings dijo que la ley era probable que se suavizara.

“Las empresas están buscando un mercado considerable y sostenible. Australia está muy regulada, con un panorama competitivo, el que no crea miedo para los operadores europeos que están acostumbrados a competir en un mercado regulado en el Reino Unido”, agregó.

Fuente:www.cnbc.com