Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Buenos Aires le renovo el contrato de online a Boldt

Buenos Aires le renovo el contrato de online a Boldt

Ante la posibilidad de que la Provincia de Buenos Aires perdiera a partir de octubre los 1.300 millones de pesos que recauda mensualmente por el control online del juego, y tras frustradas negociaciones del nuevo zar del juego Cristobal López, el gobierno bonaerense resolvió extender el contrato a la empresa Boldt.

El contrato a tres años establece que la compañía sólo cobrará el 2,5% del total de las apuestas (antes cobraba 3,9%) y que dejará unas 4.500 terminales nuevas de captación de apuestas al gobierno bonaerense, al finalizar la concesión.

El anuncio se producirá el próximo viernes por parte del gobernador bonaerense Daniel Scioli y el presidente del Grupo Provincia, Santiago Montoya -a cargo de las negociaciones-, cuando presenten el Centro de Procesamiento de Datos de Provincia NET, que en rigor desarrolló Boldt, que está asociada a la multinacional G Tech y la firma de software Imagin. La provincia no logró desarrollar un sistema de captación de control online propio de los distintos juegos y loterías que opera la Lotería bonaerense en tiempo y forma. Para evitar ese default técnico se decidió continuar con la empresa de Antonio Tabanelli.

El acuerdo implica no obstante un avance para la Provincia en términos de control propio de la operatoria del juego. El cambio más importante es el de la figura del “Integrador” que era Boldt y ahora será el Grupo Bapro, según reveló a “Fuentes Confiables”, por AM 1540 un alto funcionario de la compañía que tuvo acceso a las negociaciones.

El “integrador” es quien conecta la terminales con las comunicaciones y el software. Para ello, Montoya exigió a la empresa que le arme un centro de cómputos propio que le permitirá seguir online la evolución de las apuestas. Así en tres años cuando venza el contrato de Boldt, la provincia tendrá las terminales y el centro de cómputos, sólo necesitará contratar el software para operarlo.

Historia
El anuncio es el corolario de una operatoria que tuvo su origen en la necesidad del Gobernador de obtener recursos para pagar aguinaldos en momentos en los que, al parecer, el Gobierno Nacional intentaba asfixiar financieramente a Buenos Aires, ante las versiones insistentes aparecidas meses atrás según las cuales Scioli pasaría a integrar las filas del frente que conduce Sergio Massa.

En ese contexto, y con la presión del Gobierno nacional a anticipar que le retiraría la concesión a la Boldt, debido además al enfrentamiento que la compañía venía manteniendo con el Vicepresidente Amado Boudou por el control de la ex Ciccone, hoy Compañía Sudamericana de Valores (CSV), Scioli anunció la estatización de Boldt. Tal decisión fue leída como un anticipo de la entrega del negocio a Cristóbal López, quien a través de Tecnoacción, ya tiene el control online de Lotería Nacional.

Boldt hizo su juego y le pidió a Montoya que habilite una opción para que puedan quedarse con en el negocio durante otros tres años. La oferta era interesante para la Provincia: La empresa ya había iniciado un proceso de modernización de las terminales de captura de datos y contaba con 2.200 máquinas nuevas de un total de 4.500.

La empresa se comprometía a la modernización del total de las terminales que quedarían para la Provincia al vencer el contrato. Pero además, ofrecía bajar el precio por la prestación del servicio a sólo el 2,5% de lo apostado: Boldt pudo ofrecer ese porcentaje, (Cristóbal López cobra 5% a Lotería Nacional por el mismo servicio) toda vez que ya tenía amortizada la inversión en buena parte del sistema.

En ese marco y ante el avance de sus competidores, Tabanelli hizo su jugada: El 24 de septiembre le envió una carta a Montoya anticipándole que ante la falta de respuesta a su propuesta de presentar una opción, entendían que la decisión del gobierno bonaerense era no renovar el contrato y anticipaban que el 30 de septiembre retirarían todas las terminales y abandonarían la finalización de la operación por la finalización de la prórroga.

Para las finanzas de la Provincia eso significaba un drama. Las apuestas online generan una recaudación de 1.300 millones de pesos por mes, sin mencionar un conflicto latente con los trabajadores de las 4.500 agencias de Lotería bonaerense, a días de las elecciones.

Montoya se reunió con al menos dos ministros del Gobierno Nacional. Les explicó que si la intención de la Casa Rosada era dejar a Boldt afuera del negocio, tenían que facilitarle a la provincia los 250 millones que costaban las máquinas. La propuesta, como era previsible, fue rechazada.

Casi sin margen, Scioli debió atender los argumentos técnicos y financieros de Montoya y resolvió renovarle el contrato a Boldt por tres años. Para la firma de Tabanelli implica un ganancia de 20 millones de pesos por mes y una inversión de 300 millones entre nuevas terminales y centro de cómputos. Toda la operatoria había sido adelantada oportunamente por el portal “La Política Online”, y desmentida sistemáticamente por ambas compañías privadas en cuestión.

Fuente: elRecreativo.com