Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Francia: La caída del poker online no obedece a la fiscalidad

Francia: La caída del poker online no obedece a la fiscalidad

El presidente del ente regulador del juego online de Francia, ARJEL, Jean-François Vilotte, dijo que la caída de los ingresos por el póker online en el país y en otros mercados regulados de Europa, es principalmente una cuestión de liquidez y de la cantidad de jugadores, que no está puramente relacionada con altos niveles de impuestos.

En los resultados del tercer trimestre del 2013 emanados de esa entidad, se evidencia que las apuestas en el póker cash online cayeron un 21%, a mil millones de euros, la caída más alta registrada en ese segmento desde su regulación en el 2010.

“El argumento fiscal, sobre todo el sistema de impuestos sobre las apuestas, no debe ser descuidado, pero no es la única causa. Italia cuenta con impuestos mucho más bajos que Francia para el póker, pero el nivel de la actividad allí se ha reducido tres veces más que aquí. Sin embargo, el mercado de póker en línea de Francia, al igual que sus vecinos españoles e italianos, sólo funciona en la liquidez nacional. En un producto como el póker, esto produce una concentración natural de la actividad en unos pocos sitios dominantes: el 90% de las participaciones se registran en tres operadores. Para los juegos cash, el 1% de los jugadores genera el 60 % de las apuestas y cuando el número de jugadores baja apenas un poco, esto conduce a una reducción significativa de las apuestas. El riesgo para el regulador es que estos jugadores van en busca de liquidez fuerte, y encuentran su camino en los sitios ilegales”, dijo Villotte en una entrevista a iGamingBusiness.

Nuevas variantes de póker deberían emprenderse para que los operadores puedan variar sus ofertas a los jugadores, según Vilotte, sin embargo, ARJEL no tiene la capacidad legal para hacerlo, ya que todavía depende de la autoridad del Ministerio del Interior.
El intercambio de liquidez entre los sitios regulados de los mercados europeos es planteado a menudo por los reguladores de Italia, España, Dinamarca y Francia como una forma obvia de detener las tendencias negativas que rodean actualmente al póker. Villote está de acuerdo y dijo que espera “convencer a las autoridades competentes de la necesidad de nuevas variantes, y de la liquidez internacional entre los países, con normas reguladoras comparables y en el marco de un acuerdo entre los reguladores”.
Las apuestas online siguieron creciendo en Francia durante el tercer trimestre de 2013, con participaciones en aumento del 17 % a € 182 millones (€ 584 millones en nueve meses) en comparación con los € 156 millones durante el mismo periodo de 2012. Los ingresos brutos del juego para los operadores franceses aumentaron 15 %, a 31 millones de euros en el tercer trimestre, frente a los 27 millones de euros de igual período del 2012.

Al respecto de estos datos y la situación de pesimismo que envuelve al segmento desde la regulación del mercado, el titular de Arjel dijo que “siempre hemos pensado que las declaraciones pesimistas sobre el sector no tienen sentido. El mercado tuvo que aclimatarse, encontrar el equilibrio, y la oferta tuvo que evolucionar para garantizar que los niveles de integridad deportivos no fueran comprometidos”.
Vilotte defendió la capacidad de Arjel para permitir la evolución de la oferta. “Tenemos la capacidad (legal) para hacer eso y trabajamos en un entorno en constante evolución, manteniendo el diálogo con los operadores y entidades deportivas. Así es como se debe hacer. Las apuestas han aumentado, no porque los apostadores están apostando más, sino porque hay más apostadores (un 17 % más, 106 mil en el tercer trimestre 2013, contra 92.000 en 2012), y más franceses se interesan en las apuestas deportivas en uno de los mercados más seguros del mundo”.

Para Jean-Francois Vilotte, el escenario ideal para un mercado regulado como el de Francia es uno donde la oferta legal empuja a la ilegal, y ofrece a los operadores un entorno de trabajo viable, que Arjel logró hacer con las apuestas online, al tener una “oferta reactiva que se adaptó sin prejuicios y fue capaz de evolucionar. Este no es el caso para el póker online, donde el regulador no tiene la capacidad legal de modificar la oferta”.

Fuente: El Diario del Juego