Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

JDigital: Incoherencias al apoyo institucional al ‘Día sin Juego’

JDigital: Incoherencias al apoyo institucional al ‘Día sin Juego’

Miguel Ferrer, el portavoz de la asociación española de Juego Online JDigital, publica y firma hoy en la web oficial de la asociación la siguiente reflexión:

El próximo 29 de octubre se celebra el “Día sin juegos de azar”, día en que tradicionalmente las asociaciones de ayuda a los afectados por la ludopatía y jugadores en rehabilitación despliegan más visiblemente sus campañas demandando mayores medidas para minimizar los efectos perniciosos de las actividades de juego. La Asociación Española de Juego Digital, JDigital, y sus asociados apoyan el desarrollo de políticas de juego responsable, que se recogen en la normativa reguladora del juego online en España de 2011 y en las que se está profundizando de la mano del órgano regulador (DGOJ) y de la propia sociedad civil.

Ahora bien, este año hay destacar respecto a los precedentes las campañas promovidas por las autoridades de las Comunidades Autónomas de Andalucía, Aragón e Islas Baleares, quienes se han lanzado a la publicación de carteles y demás material para hacer visible su apoyo institucional y financiero a esta causa. Resulta excesivo y paradójico que dichas administraciones siendo receptoras de la recaudación fiscal generada por las empresas de juego presencial y digital manifiesten en otros foros que trabajan para impulsar la industria del juego y ocio en sus territorios pero un solo día al año se sumen al “Día sin juego”.

Desde Jdigital queremos incidir en la compleja situación en la que se encuentra este sector económico de ocio y entretenimiento. Por motivos históricos y en base a fundamentos como los defendidos legítimamente por las asociaciones de jugadores de azar en rehabilitación, el juego está sometido a un régimen específico que lo diferencia de otras áreas de actividad económica. Entre otros aspectos, el juego tiene una fiscalidad penalizadora y específica, rigurosos controles de verificación de identidad y seguridad así como importantes limitaciones en relación con sus actividades publicitarias y de marketing. Todo ello de conformidad a las normativas aprobadas por las autoridades públicas de distintos colores políticos, entre las que se encuentran aquellas que han dado su apoyo a la iniciativa del “Día sin juego”.

Con el escenario anterior, de intervención, control y limitación de la actividad, es ilógico y desleal que algunas administraciones del Estado se sumen a esta campaña. Una cuestión es la opinión y sensibilidad de las personas que han sufrido las consecuencias de jugar desmesuradamente y otra es la necesidad de rigor y coherencia exigible a los poderes públicos. Llegar a la opinión pública con datos alarmantes por el aumento de personas con problemas de adicción al juego es sencillo sin mencionar, como es el caso, que el tamaño de las muestras de los estudios que los sustentan no alcanzan en muchas ocasiones el centenar de personas.

Por todo ello, quizás más que un “Día sin juego” habría que apoyar un “Día sin adicciones” y recordar a las administraciones que las empresas que ayudan a generar actividad económica y empleo, en este caso las de juego, forman parte también de esa sociedad civil por cuyos intereses deben velar.

Fuente: JDigital