Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El cibercrimen tiene el punto de mira sobre los jugadores online

El cibercrimen tiene el punto de mira sobre los jugadores online

El alto índice de jugadores en la red ha provocado una oleada de criminalidad. Los ciberladrones se nutren ahora de todos los “gamers” que obtienen dinero de las apuestas deportivas, poker o el juego en general.

Cualquier método es bueno si se consigue robar dinero y cada vez hay más ciberladrones que crean técnicas sofisticadas para llevar a cabo el delito. Estos criminales han puesto de moda el conducir al jugador online al centro de su trampa o apropiarse de su cuenta mediante phising.

En la actualidad, se han desarrollado múltiples mecanismos que aprovechan la tendencia de la compra y del juego online para vaciar las cuentas de los gamers. Uno de estos sistemas es el lanzamiento de ofertas con complementos, que suelen proporcionar dinero virtual o mejores condiciones a los jugadores en sus canales de apuestas y diversión favoritos.

La empresa G Data avisa de las tres amenazas más frecuentes y aconseja cómo evitar la usurpación y el saqueo de la cuenta corriente:

«Lo primero que debemos tener en cuenta es que robar y vender las cuentas de usuario de los jugadores online es un lucrativo negocio para los cibercriminales. Sencillamente, genera beneficios y, por tanto, alimenta la industria del cibercrimen. Para hacerlo, los estafadores se valen de amenazas específicamente dirigidas a conseguir estos datos o emplean métodos de phising de probada eficacia».

«Los jugadores online deberían usar una potente solución de seguridad y mantenerla siempre activa, también cuando permanecen conectados a las plataformas de juego. Además, es necesario instalar todas las actualizaciones de los programas activos en el PC, eliminar aquellos que no se usan y, en lo relativo al propio juego, sólo descargar parches, complementos o mejoras desde el sitio oficial del fabricante»

A este respecto, las recomendaciones generales son:

  • Instalar un potente antivirus que incorpore cortafuegos y que se mantenga actualizado y activo en todo momento.
  • Actualizar los programas que más se utilicen, como el sistema operativo y el navegador.
  • Uso de contraseñas seguras, combinando caracteres alfanuméricos, especiales, mayúsculas y minúsculas. Esta solución que a priori puede parecer tediosa, consigue evitar la mayoría de ataques de fuerza bruta.
  • Comprar sólo y exclusivamente en las tiendas online oficiales de cada juego, evitando así que otros agentes intenten colarnos alguna estafa.
  • No revelar demasiada información personal ni en el nombre de usuario ni en formularios que nos puedan pedir.