Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Caruana advierte de que el nuevo impuesto sobre el juego perjudicará al Peñón

Caruana advierte de que el nuevo impuesto sobre el juego perjudicará al Peñón

El ex primer ministro de Gibraltar, Sir Peter Caruana, advirtió ayer en una entrevista publicada en el diario británico The Times de que el impuesto sobre los juegos de azar en el Reino Unido, que será presentado en diciembre del próximo año “afectaría a Gibraltar de forma dura”. Caruana señala que el impuesto del 15% sobre los beneficios, que se basará en la ubicación del jugador y no en el domicilio fiscal de la empresa, causaría un daño significativo a la economía del Peñón.

Caruana, que está proporcionando asesoramiento de consultoría para la Asociación de Apuestas y Juego de Gibraltar, dijo al periódico que con cerca del 60 por ciento de las apuestas en línea en el Reino Unido que se llevan a cabo a través de sitios web con sede en Gibraltar, el impuesto propuesto tendría un gran impacto.

The Times cita cifras de la asociación a la que asesora Caruana, que sugieren que este movimiento de Gran Bretaña podría hacer que se perdieran hasta 1.300 puestos de trabajo en la roca y calcula en 20 millones de libras esterlinas el agujero que puede suponer en los ingresos del Gobierno de Gibraltar. Ya puso de manifiesto que pueden perderse hasta 70 puestos de trabajo en la casa de apuestas William Hill en los próximos dos meses.

El ex primer ministro de la Roca señala que la propuesta del Reino Unido no podría haber llegado en un peor momento, ya que entiende que los estrictos controles fronterizos y otras restricciones impuestas por España están perjudicando la economía de Gibraltar. “Es una coincidencia muy infeliz”, dijo.

El proyecto de ley del Gobierno de David Cameron pretende modificar el régimen fiscal de esa actividad de forma que se aplique una tasa del 15% sobre los ingresos netos de las empresas (dinero ingresado por apuestas menos premios), en lugar del 1% que pagan ahora en el Peñón (con un mínimo de 85.000 libras [más de 98.7000 euros] y un máximo anual de 425.000 libras [casi 490.000 euros]). Para ello, cambiará el objeto fiscal, que se basará en la ubicación del jugador y no en el domicilio fiscal de la empresa, y otorgará un sistema de licencias que será preciso para operar con apuestas que se hagan desde el Reino Unido.

Las más de 20 empresas internacionales que tienen sede en Gibraltar, y que cuentan para sus negocios online con el apoyo incondicional de Picardo, ya se han mostrado contrarias a la ley del Reino Unido. La Asociación de Apuestas y Juego de Gibraltar, que agrupa a las firmas de juego online, ha asegurado que si se sigue adelante con la reforma fiscal llevará el tema a los tribunales.

Fuente: elRecreativo.com