Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Los juegos de azar en internet prevén un futuro dorado en EEUU

Los juegos de azar en internet prevén un futuro dorado en EEUU

Los juegos de azar en internet, que podrían generar miles de millones de dólares en ingresos para 2020, atraviesan una buena racha en el mercado estadounidense, donde un número creciente de Estados los autorizan después de años de estar en las sombras.

Nueva Jersey (este de EEUU) lanzará sus apuestas en línea el 26 de noviembre, con lo que se convertirá en el Estado con más habitantes en legalizar los juegos de azar en internet. Actualmente, solo dos Estados autorizan esta práctica: el desértico Nevada, en el oeste del país, donde está Las Vegas, y el pequeño Delaware en la costa este.

Desde que el Gobierno federal anunció en 2011 el fin del bloqueo de los juegos de azar en línea, otros Estados consideran la posibilidad de permitirlos, como California (oeste), Illinois (norte) y Pensilvania (este). “En diez años vamos a ver más y más Estados aceptándolo”, pronosticó I. Nelson Rose, profesor de la Whittier Law School.

Según un estudio del banco estadounidense Morgan Stanley de este año, los juegos de azar en línea autorizados en Estados Unidos deberían generar unos 670 millones de dólares en 2014, una cifra que podría elevarse a 9.300 millones en 2020.

El lanzamiento de los casinos en línea en varios Estados va a “desencadenar una ola de interés por parte de los inversores (…) y alentar a otros estados a hacer lo mismo” para obtener beneficios, según el analista Vaughan Lewis.

La legislación estadounidense sobre los casinos varía de un Estado a otro. Aunque los casinos fueron autorizados hace unas décadas en Nevada, Nueva Jersey los legalizó en Atlantic City en la década de los ’70. Muchos Estados cuentan sin embargo con casinos que funcionan dentro de las reservas indígenas. En el caso de los casinos en línea, el sistema funciona vía tecnología de geolocalización, por la cual los jugadores deben estar físicamente presentes en el Estado que permite los juegos de internet para poder hacer sus apuestas.

Riesgo de lavado de dinero

En un dictamen emitido en 2011, el Departamento de Justicia consideró que solo las apuestas deportivas en internet eran consideradas ilegales.

Nevada autorizó el póquer en línea en 2012, y Delaware y Nueva Jersey aprobaron desde entonces leyes para legalizar una variedad de juegos de azar en la ‘web’. Para el profesor I. Nelson Rose, internet abre una nueva categoría de apuestas, en la que desde los juegos “sociales” a las máquinas tragamonedas son virtuales. “A las personas que participan en juegos en línea no les interesa elegir números y esperar una semana” para ver si ganan, dijo, augurando el lanzamiento de “nuevos tipos de juegos de azar” en internet.

La industria del juego llama al Gobierno federal a establecer directrices nacionales con relación a las apuestas en línea pero el Congreso sigue dividido.

A pesar de las prohibiciones existentes, los estadounidenses gastaron 2.600 millones de dólares en apuestas en línea en 2012, para una industria mundial que generó 33.000 millones, según un estudio realizado por la Asociación Estadounidense del Juego (AGA por su sigla en inglés).

Para Chris Thom, presidente de la compañía de pago en línea SecureTrading, una legislación federal daría más protección a los consumidores y “sería la única manera de evitar que los operadores sin licencia sigan funcionando”. Además, un sistema nacional también podría ser una forma de generar ingresos para el Gobierno federal.

Los críticos de las apuestas en línea señalan que el desarrollo masivo de estos juegos supone riesgos, como la fácil violación de las restricciones geográficas y de edad, o el uso del sistema para lavar dinero. “Es una cuestión de seguridad económica nacional”, dijo John Kindt, profesor de la Universidad de Illinois, para quien los verdaderos beneficiados podrían ser las empresas extranjeras o la delincuencia organizada.

Fuente: elRecreativo.com