Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

La industria del juego se moviliza contra Hacienda por el online

La industria del juego se moviliza contra Hacienda por el online

El Consejo Empresarial del Juego (CEJUEGO) se ha movilizado, en una operación sin precedentes en el sector, ante el anuncio de la Dirección General de Ordenación del Juego de proceder a autorizar las máquinas de juego de azar en internet en los próximos meses mediante una orden del Ministerio de Hacienda.

La decisión de autorizarlas la fundamenta el ministerio en el hecho de que las máquinas, que en internet llaman slots, son un juego de casino complementario a los de ruleta, blackjack y poker, ya autorizados en España. Ahora bien, CEJUEGO recuerda que las máquinas en internet cubren un espectro mucho más amplio de apuestas y premios, que pueden llegar a ser de varios millones de euros; eso sí, con una probabilidad bajísima, de lo que con frecuencia no se entera el jugador. Por esta razón, están provocando en muchos países problemas de adicción muy superiores a cualquier otro juego, especialmente si no se fijan límites de apuestas y premios, topes que no se establecen en la propuesta del ministerio.

CEJUEGO recuerda, en un informe que ha hecho llegar al ministerio, que las máquinas en bares, salones, bingos y casinos representan en España la modalidad de juego más popular y de mayor contribución a la economía nacional, y tienen una amplia aceptación social. En el 2013 los ingresos estimados originados por esas máquinas fueron de 3.235 millones de euros, aportando a las haciendas autonómicas más de 700 millones. Un ochenta por ciento de los ingresos corresponde a las 165.000 “máquinas recreativas con premio” instaladas en bares y cafeterías, cuya apuesta máxima por partida es de 1 euro y cuyo premio no supera los 500. Esta industria sostiene en España un empleo de más de 80.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

Sostiene CEJUEGO que la iniciativa de Hacienda producirá una “inevitable migración” de jugadores del canal presencial –máquinas físicas– al canal internet, lo que perjudicará a la economía del país, y sólo favorecerá a “empresas que operan desde fuera de España y no crean empleo aquí, tributando únicamente en nuestro país el impuesto sobre el juego, pero no IVA, impuestos de sociedades, IAE y otros impuestos a los que sí están sujetas las empresas españolas. La pérdida de puestos de trabajo y el cierre de numerosos bares serían inevitables”.

Para hacer el panorama todavía más sombrío, la regulación propuesta permitiría que se instalasen “máquinas de juego por internet” en establecimientos públicos, lo que no está autorizado en ningún otro país del mundo por cuestiones de seguridad y protección del ciudadano, y que agravaría el problema de competencia desleal que ya sufre el juego físico, presencial, en comparación con el de la red, que puede promocionarse y publicitarse libremente, a diferencia del presencial.

El Consejo Empresarial del Juego propugna que, si finalmente se lleva a cabo la regulación, se haga con unos límites razonables a los premios, promociones y publicidad que hagan que el juego en internet se ejerza de forma responsable y controlada, con los mismos niveles de regulación que el juego físico, pero nunca en establecimientos públicos. Todo ello en consonancia con lo previsto en la Ley 13/2011 de regulación del juego, que pretende impulsar la armonización del canal físico, presencial, con el de internet, mientras que el proyecto de orden ministerial crearía una todavía mayor divergencia regulatoria entre ambos.

Fuente: El Confidencial