Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Hacienda quiere aprobar las tragaperras online pese a estar informada de que crea ludopatía

Hacienda quiere aprobar las tragaperras online pese a estar informada de que crea ludopatía

Comunidades Autónomas, empresas del juego, representantes de las máquinas tragaperras presenciales… Y ahora, también los usuarios, lo jugadores de los casinos y bingos ‘online’. Todos están en contra de la pretensión de Hacienda de dar luz verde a los slots, más conocidos como ‘tragaperras online’.

Un informe-encuesta realizado entre los usuarios de juegos online encargado por el ministerio de Hacienda no deja lugar a dudas: el 67% de los jugadores cree que las ‘tragaperras online’ que Cristóbal Montoro quiere aprobar tendrían un efecto nefasto y provocarían un aumento inmediato de la ludopatía.

La consecuencia es que el 60% de los más de mil encuestados está en contra de que el Gobierno apruebe este tipo de juegos. Las ‘tragaperras online’ y las apuestas hípicas son las peor paradas de este informe. La razón es que, precisamente, estas dos modalidades de juego van dirigidas a los usuarios más ‘activos’.

Hacienda realiza este estudio de manera regular desde hace año y medio para estudiar los comportamientos de los jugadores online. Sin embargo, es la primera vez que el ministerio de Montoro pregunta por las slots, pese a ser un juego todavía ilegal.

El resultado no puede ser más negativo para Hacienda porque hasta los propios jugadores online están en contra de una medida que no ha conseguido el apoyo de nadie. “Lo que no entendemos es por qué entonces la quiere sacar adelante. Nadie la ha pedido, nadie la apoya, crea ludopatía, los usuarios no la quieren…”, aseguran fuentes de las empresas del juego.

Anteproyecto de ley

Actualmente, la norma que regulará y aprobará esta tipología de juego está todavía en fase de anteproyecto de ley. Hace unos días se entregó el borrador a las comunidades autónomas, que ya han puesto el grito en el cielo.

De acuerdo con las fuentes consultadas, el problema de las autonomías es que perderían buena parte de los ingresos vía impuestos que reciben de los operadores de las máquinas tragaperras presenciales, las tradicionales de los bares.

En concreto, las tragaperras online ponen en peligro 775 millones de euros en impuestos que van directamente a las arcas de las autonomías. “Con las slots, la mayor parte de esos impuestos irían a parar a Hacienda, alrededor del 80%”, calculan algunas comunidades.

A las empresas del juego tampoco les agrada esta norma. Han hecho llegar un informe a Hacienda criticando la medida y poniendo cifras a los empleos que están en peligro. Según Femara, una de las asociaciones del sector, más de 26.000 empleos y 5.000 empresas están en peligro.

Fuente: elRecreativo.com