Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Cejuego pide limitar los premios de las tragaperras online

Cejuego  pide limitar  los premios de  las tragaperras  online

Cejuego, patronal del juego de gestión privada (organización en la que participan Acrismatic, Cirsa, Codere, Conei Corporación, Grupo DC Díaz Carbajosa, Egasa, Orenes y Recreativos Franco), ha emitido un comunicado advirtiendo de los riesgos
que podría entrañar la próxima regulación de dos nuevas modalidades a través de Internet: las tragaperras online y las apuestas cruzadas, las dos únicas actividades que aún no se han normalizado.

En concreto, Cejuego se refiere a las primeras (también llamadas slots), que “están provocando en muchos países problemas de adicción muy superiores a cualquier otro juego, especialmente si no se fijan límites de apuestas y premios topes que no se establecen en la propuesta del Gobierno, ni para la publicidad ni las promociones”.

En 2013, los ingresos estimados originados por esas máquinas fueron de 3.235 millones de euros, que aportaron a las haciendas autonómicas, sólo en concepto de tasas de juego, más de 700 millones de euros. Un 80% de los ingresos corresponde a las
165.000 máquinas instaladas en bares y cafeterías, cuya apuesta máxima por partida es de 1 euro y cuyo premio no supera los 500 euros.

“Si, finalmente, se lleva a cabo la regulación, debería contar con unos límites razonables a los premios, promociones y publicidad que hagan que el juego en Internet se ejerza de forma responsable, controlada y no compulsiva, con los mismos niveles de regulación que el juego físico”, defiende.

Operadores ilegales
“En España, todos los operadores de juego online registran pérdidas, con la sola excepción de unos pocos radicados fuera de España, que ya estaban activos de forma irregular antes de que se concedieran licencias en nuestro país”, afirma Cejuego.

“Estos operadores siguen gestionando el negocio desde fuera de España, para eludir impuestos, son los que más han presionado
para que se autoricen las máquinas”, agrega.

Fuente: Expansion