Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

CEJUEGO considera que la máquina C debe ser exclusiva de casinos

CEJUEGO considera que la máquina C debe ser exclusiva de casinos

La actualidad del sector del juego pasa por las slots online, juegos basados en servidor y terminales físicos con juegos por Internet. Hemos querido conocer la opinión sobre estos temas de CEJUEGO (Consejo Empresarial del Juego), cuyo director general es Alejandro Landaluce, quien responde a nuestras cuestiones.

– ¿Qué opinión le merece a CEJUEGO la inclusión de las terminales físicas con juegos online en el borrador de slots online?. ¿Se opone a su autorización?.
Uno de los principales problemas que afectan a nuestro sector en España es tener 20 reguladores distintos: el Ministerio de Hacienda y las 17 Comunidades Autónomas, más Ceuta y Melilla, lo que supone una falta de armonización total. El juego presencial, que representa el 94,7% del total del sector del juego, es regulado por las CCAA, mientras que el juego “online”, el restante 5,3%, lo es por el Estado. Éste es el origen de la desigualdad de leyes, Ordenes y Normas que originan las lógicas quejas del sector, no solo por la dificultad que conlleva para la gestión empresarial, sino también por la tremenda disparidad de criterios entre el Estado y las Autonomías, lo que provoca una competencia desigual entre los dos canales del mismo sector: online y presencial, siendo como norma general el canal presencial el que tiene que soportar unos requisitos más estrictos y exigentes, no pudiendo disponer casi de herramientas de gestión empresarial (sin posibilidad de publicidad o promociones, por poner un ejemplo).

En este escenario de no armonización regulatoria entre los dos canales de una misma actividad, es cuando la Dirección General de Ordenación del Juego va a autorizar las máquinas de azar en Internet, hasta ahora prohibidas, posibilitando además instalar terminales “físicos online” en establecimientos públicos, lo que entendemos es una completa incongruencia (estamos regulando online o presencial?) y que genera una total competencia desleal para el sector presencial de máquinas de juego.

Nos encontraremos en el mismo local, por un lado, a unas máquinas reguladas por la comunidad autónoma pertinente, que jugarán con unos límites en cuanto a gasto y premios muy controlados y ajustados, y con un porcentaje de devolución cercanos al 80%, según el tipo de máquina y local; y por el otro lado, una oferta regulada por el Estado que no tendrá límites de nada, que podrá ofrecer premios millonarios (aunque la probabilidad de que se obtengan sea casi nula), ¡¡y con la ventaja de poder hacer publicidad y promociones!!

No es de extrañar que éste tipo de terminales físicos online no estén permitidos en ningún otro país europeo, que además se prestan fácilmente a la impostura y al engaño al jugador.

Las máquinas recreativas instaladas en bares, salones, bingos y casinos, popularmente conocidas como “tragaperras”, representan en España la modalidad de juego privado más extendido y de mayor contribución a la economía nacional, y tienen una amplia aceptación social.

La iniciativa del Ministerio de Hacienda producirá una inevitable migración de jugadores del canal presencial – máquinas físicas – al canal Internet, lo que perjudicará a la economía del país, tanto en empleo como en recaudación fiscal, ya que la mayoría de las empresas que operan el canal online, operan desde fuera de España, por lo que crean menor empleo en nuestro País, tributando únicamente el impuesto sobre el juego, pero no IVA, impuesto de sociedades, IAE y otros impuestos a los que sí están sujetas las empresas españolas. La pérdida de puestos de trabajo y el cierre de numerosos locales de juego, también bares, serán el resultado final.

– ¿No son los juegos basados en servidor una «variante» de estas terminales que el sector esta potenciando como se observó en FER 2014?.
Aparentemente pueden parecer lo mismo, pero no tienen nada que ver. Una cosa es la tecnología que usen los diferentes fabricantes en sus juegos, rodillos,vídeos, SBG,…., y otra la reglamentación y por tanto el “juego”, que lleva consigo esa máquina, o terminal físico. Hoy en día, sin estar aprobados los terminales físicos online que la DGOJ promueve, cualquier persona que se acerque a un bar, salón de juego, bingo o casino, tiene una oferta de juegos muy clara y regulada en cuanto a limites de las partidas, premios, tiempos de juego,etc.,etc., independientemente de la tecnología que use cada fabricante. El problema no es la innovación tecnológica (bienvenida sea) el problema es el juego que se ofrece desde el terminal.

– Ahora parece que los salones piden las máquinas C y en breve los bares podrían pedir máquinas con más premio de los 500 euros actuales. ¿No cree CEJUEGO que la oferta se debe renovar y esa renovación pasa por innovar y acercarse a las nuevas tendencias como Internet?.
Volvemos a mezclar internet con juego presencial y nuevas tendencias. Apostamos por las nuevas tecnologías y tendencias, como no pudiera ser de otra forma, pero defendemos que hay dos canales,presencial y online, que tienen que tener regulaciones armonizadas, no iguales, es imposible, pero si equiparables. El quid de la cuestión no es la tecnología utilizada (hoy es una, mañana será otra), por tanto no va por innovar o no innovar , que por supuesto deben acometer los fabricantes para mantenerse en vanguardia y no alejarse de los gustos de los clientes, el quid es el “juego” que queremos para cada local o establecimiento, el tipo de juego que queremos en España, que viene determinado por la regulación a la que está sujeta el terminal, el local o internet. En el caso de las máquinas C, no es cuestión, otra vez,de qué tecnología se use, sino, por ejemplo, de los premios ofrecidos por la máquina. En CEJUEGO estamos convencidos que una máquina de juego tipo C debe ser exclusiva de los casinos, así como entendemos que máquinas muy agresivas y con gran premio y precio de partida en los bares es contraproducente para el sector y va en contra del juego responsable que todos debemos defender.

Fuente: Sector del Juego