Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Luces y sombras en el juego online

Luces y sombras en el juego online

La legalidad del juego ha dejado a muchos jugadores contentos. Sin embargo aspectos como la legalización completa o el aumento de la ludopatía empañan este éxito legal.

Desde junio de 2011 el juego online se ha convertido en algo legal en España. Antes de esa fecha el juego online no era ilegal pero es cierto que no existía una regulación clara que indicase las obligaciones y derechos tanto de jugadores como de las operadoras. Algo que podía traer problemas en forma de casas “fantasma” que desaparecen arrasando con fondos de sus clientes o con juegos amañados.

El proceso legislativo, que se inicia en 2009 surge en parte por la necesidad de legislar sobre un sector que no contaba con un respaldo legal concreto pero también por la necesidad de ingresos que tiene el estado actualmente. La emisión de las nuevas licencias es un ingreso para el estado, al igual como el cobro obtenido de las ganancias de los jugadores. Y todo ello sin olvidar que el juego online se han convertido en un nuevo sector económico, pujante y sin explorar que resulta atractivo para mover la económica en tiempos difíciles como los actuales.

Así pues ya tenemos las ventajas: seguridad en nuestros fondos, control legal de las operadoras y transparencia en las operaciones. Sin embargo la legislación también tiene sus peros. Una de las mayores desventajas es el complejo sistema de registro que los jugadores deben de cumplimentar antes de poder empezar a jugar en una sala de póker o en un casino legal. Muchos jugadores se sienten frustrados por estos requisitos y prefieren dejar de lado sus aspiraciones de jugar en la red puesto que realmente no están dispuestos a revelar toda la información necesaria o simplemente porque no tienen ganas de pasar por un proceso tan complicado.

Pero la mayor causa de controversia de la legalización es la afirmación por la que el juego online incrementa el número de adictos al juego. Los contrarios a la legalización afirman que el hecho de disponer de juego en internet servirá para incrementar el número de personas adictos al juego. Los favorables a la legalización, por su parte, afirman que el juego online siempre ha existido y que es justo ahora cuando el estado tiene el poder para controlar la forma de operar de estas salas y poder así luchar contra la adicción al juego. El tiempo nos dirá que bando tiene la razón.

El proceso de legalización aún no está terminado. Las tragaperras, el juego de casino más famoso en todo el mundo, aún no son legales en España. Sin embargo se espera que el proceso de legalización de las mismas concluya en los próximos meses. Una vez que el proceso concluya será mucho más sencillo evaluar el éxito de estas medidas.

Es importante tener en cuenta que todas las ventajas que hemos mencionado solo son de aplicación si jugamos en una sala legal y que cuente con su correspondiente licencia. Un ejemplo de estas salas de casino legales es titanbet.es, que pese a su relativamente breve presencia en España ya cuenta con su correspondiente licencia y se está ganando un lugar destacado en el mercado. Jugando en este casino, o en cualquier otro debidamente licenciado, podremos aprovechar de las ventajas del nuevo entorno legal para el juego online.

Fuente: Alicante Actualidad