Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Cinco amenazas para jugadores online

Cinco amenazas para jugadores online

Los usuarios de móviles, tabletas y ordenadores que descargan y usan aplicaciones y juegos online se exponen diariamente a distintos ataques cibercriminales. En concreto, las grandes amenazas pueden resumirse en cinco, como han recogido en una lista desde Kaspersky, una empresa privada de soluciones de seguridad ‘endpoint’.

Así, las cinco amenazas graves más frecuentes a las que se enfrentan los jugadores de videojuegos online son las siguientes:

Phishing. Se trata de una táctica bastante eficaz en el mundo de los juegos online. A través de correos falsos con enlaces a webs fraudulentas, los hackers intentan apoderarse de las credenciales de acceso o los datos de la tarjeta de crédito del usuario para robar información personal o dinero. Los cibercriminales crean páginas web falsas de determinados juegos online muy parecidas a las originales y piden a los usuarios cambiar la contraseña de acceso o verificar la cuenta para hacerse con sus datos.

Ciberacoso. Prácticamente cualquier juego online incluye algún tipo de chat para hablar con otros. En algunos juegos, es algo fundamental e imprescindible y desafortunadamente, esta forma de comunicación se utiliza muy a menudo para insultar e incluso humillar a otros jugadores. Además, en algunos casos los chats se transforman en lugares donde hablar de detalles de la vida privada de los usuarios para dañar su reputación.

Estafadores. En los juegos online algunos usuarios se saltan las reglas y utilizan clientes de juegos modificados o unos bots para jugar en mejores condiciones que los usuarios normales (mayor rapidez, precisión etc.) o hacen uso de los errores que han encontrado en el código del juego para tener más ventajas durante la partida. Además, existen grupos de usuarios que roban o intentan estafar a los novatos.

Robo de personajes y herramientas de juego. Los criminales pueden atacar a uno de estos cuatro objetivos: recursos del juego, personajes bien desarrollados, cuentas de pago o tarjetas de crédito asociadas a las cuentas. Cuanto más desarrollado esté el personaje del juego o la cuenta sea más prestigiosa, más probabilidades hay de que los criminales intenten realizar un ataque dirigido contra el usuario.

Violación de la seguridad de ordenadores y ‘smartphones’. Los hackers suelen utilizar como gancho falsas “actualizaciones” o “utilidades” del juego para intentar engañar al usuario. Estas aplicaciones maliciosas pueden difundirse a través de mensajes ‘phishing’ o en foros y chats del juego. En algunos casos excepcionales, el ‘malware’ también puede instalarse mediante ‘exploits’ del videojuego al no estar actualizado. El ‘malware’ utilizado en estos ataques suele tener como objetivo hacerse con las credenciales de acceso de los usuarios, robar cuentas bancarias del usuario, la generación ilegal de bitcoins o, incluso, para que el equipo infectado forme parte de una ‘botnet’, una red de ordenadores o servidores que se controlan de forma remota, generalmente para fines delictivos.

Para evitar cualquiera de estas amenazas, los analistas de Kaspersky Lab han reunido una serie de consejos para poder jugar sin ningún tipo de riesgo:

1. Instalar todas las actualizaciones del equipo y del juego tan pronto como sea posible.

2. Utilizar contraseñas seguras y únicas para cada cuenta de juego o dirección de correo electrónico.

3. Prestar atención a los mails de phishing y a los intentos de robo de las credenciales de acceso.

4. Bloquear inmediatamente a cualquier usuario que llegue a ofenderos. No jugar ni hablar por chat con estas personas y avisar a los propietarios del juego.

5. No revelar nunca vuestra verdadera identidad ni información personal a otros jugadores.

6. No aceptar ofertas sospechosas de desconocidos.

7. Si se percibe que otro jugador avanza demasiado rápido, informar al servicio de soporte. La mayor parte de los juegos online tienen reglas muy estrictas y echan inmediatamente del juego a los estafadores.

8. Teclear manualmente la dirección de la página web a la hora de entrar en la cuenta del juego.

9. Utilizar una ‘herramienta de protección online’ que impida abrir páginas web falsas.