Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Andorra regulará el juego y las apuestas

Andorra regulará el juego y las apuestas

El Consejo de Ministros ha aprobado en la sesión que tuvo lugar este miércoles 21 de mayo el proyecto de ley del juego, que presentará al Consejo General en los próximos días. El ministro de la Presidencia, Antoni Riberaygua, presentó en rueda de prensa las grandes líneas de esta regulación marco, acompañado del ministro Portavoz, Jordi Cinca, y del director del ministerio de Presidencia, Xavier Bardina.

El texto elabora un amplio catálogo de las modalidades de juego que serán legalizadas si el Consejo da su visto bueno además de regular las ya existentes. Así prevé la instalación de un único casino y limita las máquinas tragaperras a esta instalación.
Regula las modalidades de juegos de azar puro (sorteo y presorteo), de azar y habilidad (de apuesta y de mesa), los concursos con intervención del azar y las rifas, quintos y loterías de promoción.

Las licencias para los operadores de cada una de las modalidades del juego serán otorgadas por el futuro Consejo regulador andorrano del juego (CRAJ), un organismo que será presidido por el Ministro de Finanzas con representación de los departamentos de Salud, Bienestar, Economía, Turismo y Cultura y que tendrá entre los organismos consultivos la Agencia de Protección de Datos (APDA), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), el Instituto Nacional Andorrano de Finanzas (INAF) y Andorra Telecom. Las licencias prevén numerosas fórmulas, incluido el juego online o, incluso, los casinos en barcos, una modalidad desarrollada con éxito en otros países.

Una de las prioridades del Gobierno en la elaboración del proyecto de ley ha sido velar por la protección de determinados colectivos a través de las políticas de juego responsable. Así tendrán prohibido el juego no sólo los menores, sino las personas con riesgo de acuerdo con criterio médicos, las que representen una amenaza para el orden público y los beneficiarios de ayudas socioeconómicas.

El juego es concebido por el ministerio de Presidencia como un atractivo turístico. Con esta vocación el articulado incluye beneficios fiscales por el casino en función de las pernoctaciones que consiga atraer. Así el impuesto inicial del 10% del Producto Bruto del Juego (cantidades jugadas menos premios) se vería reducido en función de los turistas aportados. El ministro Riberaygua ha destacado que las tasas e impuestos aplicados son competitivos respecto a los países del entorno.