Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Australia: los Móviles se usan más para apostar que para hablar

Australia: los Móviles se usan más para apostar que para hablar

Los australianos están añorando la época en que los teléfonos celulares se usaban para hablar y no para apostar. Es que el impacto de las apuestas deportivas en línea está haciendo crecer la preocupación de algunos líderes empresariales y comunitarios del país, según la premisa de una organización para el juego responsable de la ciudad australiana de Victoria.

Serge Sardo, responsable ejecutivo de la Fundación para el Juego Responsable de Victoria, dijo que la naturaleza cambiante de los juegos de azar en línea se va a convertir en un reto para todos los sectores de la comunidad. “Sólo en la ciudad de Victoria el gasto en apuestas deportivas a través de dispositivos móviles se ha triplicado en los últimos cinco años. En el periodo de 2011 a 2012, se jugaron 128 millones de dólares (USD 118 millones), lo que representa alrededor de un tercio del total de Australia”, explica.

Sardo, cree que no están claros los pormenores de este fenómeno, pero que se sabe que los jugadores en línea tienen mayor propensión a convertirse en ludópatas que otro tipo de jugadores. Un informe realizado por especialistas en la materia denominado Gambling Reaserch Australia, publicado en marzo último, sugiere que los jugadores en línea podrían estar en mayor riesgo debido a su exposición en todo momento, la posibilidad de pagar con dinero electrónico y debido a los dispositivos móviles que les ofrece la posibilidad de jugar en privado, sin ser descubiertos por su entorno familiar ni por sus amigos.

El informe muestra que los hombres jóvenes son más propensos a jugar en línea, son los primeros en adoptar y consumir las bonanzas de la tecnología móvil, por lo que se convierten en el blanco de las campañas de marketing de las principales empresas de apuestas deportivas. Sardo explica que el principal segmento de la población en donde comienzan a desarrollarse los problemas con el juego es el de los jóvenes de 18 a 24 años, el mismo segmento que consume la mayor cantidad de dispositivos móviles y telefonía de última generación. Este grupo ya representa la cuarta parte de todos los jugadores en situación de riesgo de toda Australia.

Los estudios realizados en el país, según explica el especialista, demuestran que los hábitos de las apuestas están cambiando, así como las costumbres de los jóvenes frente a ellas. Lo más preocupante para quienes combaten el crecimiento del juego compulsivo, es que los jóvenes ya no llevan sus teléfonos celulares encima para poder comunicarse con su familia o amigos, sino que lo hacen para poder otear el horizonte virtual en búsqueda de una posibilidad de apuesta.

Para los analistas, este panorama se viene dando porque la comercialización abierta de los juegos de azar parece ser más atractiva para los jóvenes que hacer algún deporte o tratar de parecer atractivo y triunfar con las mujeres. Los responsables de la Fundación para el Juego Responsable de Victoria realizarán unas jornadas de concientización, las cuales apuntarán a tratar de comprender estos cambios de hábitos e intentar darle a los juegos de azar el lugar de la sociedad que parece haber perdido. La clave, según Sardo, es aprender a mantener el equilibrio entre los juegos de azar y las otras actividades cotidianas.

Fuente: El Diario del Juego