Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El juego online se escapa de Montoro

El juego online se escapa de Montoro

El 43,3% de los jugadores online lo hace en paginas ilegales, que no tributan, lo que podría explicar que Hacienda no haya recaudado las cantidades que esperaba captar con la regularización de esta actividad.

El 43,3% de los jugadores online en España lo hace en páginas ilegales, es decir, no autorizadas por la Dirección General de Ordenación del Juego, que en junio de 2012 otorgó licencias a 53 compañías para ofrecer juego a través de internet y determinados concursos televisivos.

Esto implica que el dinero que mueven estas páginas no tributan, lo que podría explicar que Hacienda no haya alcanzado recaudar las cantidades que esperaba captar con la regularización de esta actividad.

La normativa obliga a que las empresas que quieran ofrecer juego online en España lo hagan desde un dominio “.es”, por lo que no pueden operar, por ejemplo, desde un “.com”, así como a que pidan tantas licencias como tipos de juego quieran ofrecer.

Las compañías que carecen de la citada licencia operan de manera ilegal en España y, por tanto, pueden ser clausuradas, lo que implica que los usuarios perderían los fondos en ellas depositados.

Sin embargo, según un informe elaborado por la fundación Codere, cerca de la mitad, el 43,3%, reconoce que juega en páginas no autorizadas y el 12,8% afirma no utilizar nunca webs “.es”, por lo que juegan, sistemáticamente, en páginas ilegales.

El informe revela también el amplio desconocimiento de los jugadores respecto a las plataformas y operadores de juego, puesto que el 27,4% afirma no saber dónde se ubican las páginas en las que juega y el 43,8% cree que están en España.

Además, pese al grado de penetración de esta actividad en los hogares, aún existen reticencias en el pago a través de internet y en la “confianza” hacia los operadores, lo que apunta a que aún queda mucho trabajo por hacer para consolidar esta actividad, según la misma fuente.

Las encuestas revelan que el 20% de los usuarios que dice jugar online, realmente no juega, sino que compra sus boletos por esta vía o utiliza internet para comprobarlos.

La alternancia en el uso de ambos canales -online y presencial- pone de manifiesto que la “comodidad” del juego a través de internet podría desplazar ciertas compras presenciales a través de este canal, como ocurre con el consumo de los medios de comunicación.

El informe revela que la frecuencia de juego online en los hogares con ciertas dificultades económicas es sensiblemente mayor que la media, resultado de la tendencia al disfrute de ocio en el ámbito doméstico.

Fuente: MurciaEconomía