Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Negocio nuevo con los juegos de siempre

Negocio nuevo con los juegos de siempre

Quién no ha jugado alguna vez al parchís, al chinchón o al dominó? ¿Por qué no aprovechar el uso de las redes sociales y las aplicaciones para móviles para echarse unas partidas con los amigos?

Estas sencillas ideas fueron el punto de partida para la creación de PlaySpace, una plataforma de juegos digitales que, tres años después de su nacimiento, cuenta con más de 10 millones de usuarios registrados en una veintena de países.

El responsable es Alfonso Villar, de 29 años, fundador y consejero delegado de PlaySpace. “Con 14 años ya programaba mis propios juegos online para jugar con mis amigos en cibercafés”, recuerda.

Tras estudiar Ingeniería Informática, su entrada en proyectos de redes sociales y juegos virtuales fue clave para desarrollar después la idea que ya le rondaba por la cabeza. “Aprendí el negocio y tuve claro qué quería hacer”, señala.

Esta idea pasó por comprobar la gran demanda de juegos que existía a través de redes como Facebook. El referente era Zynga, la empresa que conocemos por las invitaciones que recibimos de nuestras amistades para jugar, por ejemplo, al póquer o al mantenimiento de una granja virtual.
“La pregunta que me hice es: si hay demanda para mantener una granja virtual, ¿cómo no la va a haber para jugar al parchís?”, razona Villar.
El modelo de negocio se sostiene sobre el free to play. Esto supone que no pagas por jugar, porque registrarte para el juego es gratuito, sino que pagas por el tipo de contenido o el grado de experiencia que quieres alcanzar, o la disponibilidad sobre el juego. “El usuario decide en qué quiere gastar y cuánto, o si quiere invitar a sus amigos o pagar un euro para continuar la partida”, explica.

Se basa en un gran volumen de jugadores online para garantizar su rentabilidad. Los jugadores que pagan para acceder a más contenidos son tan solo alrededor del 2%, entre los que la media de gasto es de 5 a 15 euros mensuales.

Ocho juegos multiplataforma
PlaySpace ofrece ahora ocho juegos: Chinchón, Luno, Buraco (cartas), Parchís, Bingo, Oca, Dominó y Restaurant Slots. La mayoría ya están disponibles para iPhone, iPad y Android. Actualmente, está trabajando en nuevos productos para final de año. El parchís fue escogido por Apple como una de las mejores aplicaciones para iPad del año 2013.

PlaySpace cuenta con unos 700.000 jugadores activos al mes y 170.000 de ellos juegan a diario. Más de la mitad ya lo hacen fuera de España (45%), repartidos entre la comunidad hispana de Estados Unidos (15%), Brasil (15%) y otros países de Suramérica (25%).
Alfonso Villar creó PlaySpace en 2011 y a finales de ese año lanzó su primer juego online, el parchís. Consiguieron introducirse en Facebook, pero fue a través de la red Tuenti que adquirieron gran visibilidad. “Tuenti nos convirtió en su desarrollador y distribuidor de juegos, y fue eso lo que nos permitió un rápido y gran crecimiento”, recuerda.

El despegue coincidió con la irrupción de las aplicaciones para dispositivos móviles, lo que obligó a una reorientación hacia la multiplataforma y la migración de los juegos hacia las aplicaciones. “En el sector de los juegos el cambio era aún más clave, porque se trata de estar jugando en el ordenador de tu casa y poder seguir haciéndolo cuando vas en el autobús”, indica.

A finales de 2012 comenzó el cambio y el desarrollo de PlaySpace, que ya había sido observado en el sector, contó con la aportación de 1,9 millones de dólares a través de una ampliación de capital con los fondos de inversión People Found, estadounidense, y Faraday Oportunidad, español.

Actualmente, entre el 30% y el 40% de los jugadores ya accede a través de dispositivos móviles y a finales de año ya serán más de la mitad.
Alfonso Villar advierte de que el juego en tiempo real “ha cambiado el paradigma de la industria del videojuego. Antes hacías un producto de calidad, lo distribuías y te olvidabas. Ahora te mantienes dándole servicio al usuario y cambiando en función de sus necesidades, porque lo que necesitas es que se mantengan en tu red”.

Así, el juego ya no es una herramienta que se adquiere, sino un servicio que se consume. Es de esta forma como el modelo de negocio de PlaySpace se sostiene: en los pagos recurrentes que van realizando sus usuarios registrados en función de sus propias demandas, aunque sea a partir de un simple juego de parchís.

“Sigue siendo entretenimiento, pero el sistema online es lo que permite abrir el abanico y, al mismo tiempo, obliga a dar un servicio actualizado y de calidad”, concluye su fundador.

Una ‘start-up’ de la incubadora del Parc Bit
PlaySpace nace en el Parc Bit (Parque Balear de Innovación Tecnológica) de Palma de Mallorca, donde hay instaladas más de un centenar de empresas del sector trabajando en proyectos punteros: desde Microsoft –para desarrollar aplicaciones turísticas– a Trivago o Logitravel, entre otras.

La compañía creada por Alfonso Villar surge de una incubadora de empresas del Parc Bit, Mola, fundada por Paco Gimena y Enrique Dubois. Trabajó con ellos, presentó su propio proyecto para PlaySpace y Mola apostó por él.
“Es exactamente una incubadora: te ayudan a nacer, a hacer las cosas que no sabes, y luego te lanzan a andar manteniéndose a tu lado, ya que son accionistas de la empresa”, explica Villar.

Datos básicos
De 4 a 30 trabajadores
Hace tres años, PlaySpace echó a andar con tan solo cuatro trabajadores en plantilla. “Todos hacíamos de todo: marketing, finanzas, atención al cliente…”, recuerda el fundador y consejero delegado, Alfonso Villar, “y para el futuro nos ha servido de mucho, porque ahora sé qué necesitamos cuando queremos contratar a alguien para estos departamentos”. La empresa cuenta ahora con 25 empleados, que serán más de 30 a finales del año en curso.

Facturación
El crecimiento exponencial del sector de los juegos online se traduce en la facturación de la plataforma PlaySpace. Según comenta su responsable, se registran incrementos del 40% entre cada trimestre. Y desde su creación, hace tres años, cada ejercicio han triplicado la facturación respecto al anterior. Es la previsión también para este año 2014.

Implicación laboral
Villar persigue la implicación de sus trabajadores en la empresa, de la que muchos de ellos son accionistas a través de stock options. También participan de los resultados día a día. Así, en las oficinas del Parc Bit hay una pantalla instalada donde la plantilla puede ir comprobando, en tiempo real, la facturación que la compañía va obteniendo en todo el mundo a través de los diferentes juegos.

Fuente: 5Dias