Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El Bitcoin Avanza En El Juego Online

El Bitcoin Avanza En El Juego Online

La firma de Investigación H2 Gambling Capital, que valora el mercado de los juegos de azar online en términos de ganancias brutas, colocó a este segmento un valor global de 28.540 millones de dólares en el 2012. Por otra parte, la firma espera una tasa de crecimiento compuesta anual del 9.13% hasta el año 2015.

En este momento el juego bitcoin sólo representa un pequeño porcentaje del total de los ingresos de juego en línea. Sin embargo, es claro que existe la oportunidad de que haga un ingreso significativo dentro de la industria y, con las ventajas en términos de bajo costo y pagos rápidos, las empresas de juegos de azar basados ​​en monedas criptadas están haciendo su mejor esfuerzo para hacer precisamente eso.

El mundo del bitcoin es especial para el juego, de una forma u otra. En su libro, Anatomy of a Money-like Informational Commodity, Tim Swanson señala que la mitad de las transacciones en la red Bitcoin se utilizaban para transmitir apuestas a SatoshiDice, uno de los sitios de apuestas con bitcoin más antiguos, creado por Eric Voorhees.

Asimismo, un análisis en agosto del 2013 demostró que aproximadamente el 5% del total de todas las transacciones de Bitcoin en junio de ese año, fueron fluyendo a través SatoshiDice. Eso significa una gran cantidad de transacciones muy pequeñas, que es, después de todo, lo que mejor se hace con estas monedas criptadas.

Ivan Montik, CEO de SoftSwiss, ofrece un software de casino online para las empresas de juego y sus soluciones de apoyo para el juego con bitcoin. «Tenemos cerca de 400 solicitudes para el lanzamiento de un casino bitcoin en los últimos seis meses», dijo. «Constantemente tenemos de tres a cinco casinos en la fase de puesta a punto, y podríamos tener más, si tuviéramos más recursos». No todas las apuestas en bitcoin son de bajo valor. Montik asegura que hay algunos grandes jugadores en el mundo de las monedas virtuales.

Fuente: El Diario del Juego