Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

¿Dónde situar el negocio del Juego Online en España?

¿Dónde situar el negocio del Juego Online en España?

“Un sector que ya mueve más dinero que la agricultura” indicaba el titular de un completo artículo en El Confidencial  el pasado 29 de agosto en referencia a los datos del sector de juego en España publicados por la Dirección General de Ordenación del Juego en su Memoria anual 2013. Documento, este último, de gran interés por la información y datos económicos comparados que aporta en relación con esta actividad de ocio.

El artículo, y por extensión la Memoria, inciden en el revulsivo que supone para el sector el canal digital, ya que con su impulso se logra minorar la tendencia ciertamente decreciente que afecta al juego español en general, revulsivo que en gran medida se debe all incremento de cantidades jugadas que los españoles destinan en productos como las apuestas deportivas online.

Lo paradójico de los grandes titulares sobre los datos económicos del negocio online es que en realidad el juego digital español no se encuentra en una situación que pueda describirse como de euforia o de “ascensión meteórica”. Las razones son que aunque se hable de un incremento relevante del canal online por las cifras de cantidades jugadas que representa (5.600 millones de euros en 2013), a nivel de gross gaming revenue, esto es el margen real de ingresos que obtienen los operadores online tras descontar los premios, las cifras son reducidas y poco relevantes en comparación con el ámbito de juego presencial. Es importante considerar que un elemento definitorio del juego online es que los márgenes que obtienen los operadores representan un porcentaje reducido de las cantidades jugadas, situándose en un 3,5% aproximadamente.

Por tanto, si usamos como referencia el citado margen de ingresos de las empresas para visualizar la cifra de negocio del juego en España, se constata que los operadores presenciales representan el 96, 41 % del mercado estatal siendo el 3,59% restante el margen del juego online, es decir 229 millones de euros a los que han de descontarse los impuestos, la inversión publicitaria y los gastos operativos.Datos de los que se puede concluir que el canal online representa actualmente una parte pequeña del sector de juego a pesar de tener una visibilidad relevante.

El baile de datos y cifras cuando se habla en medios de comunicación y en el ámbito de la Administración Pública sobre el juego digital en España no acostumbra a ser muy justo y tiende a generar una percepción de que las empresas de juego y apuestas digitales tienen enormes beneficios por su actividad. Ante esta situación es una tarea del sector poder trasladar una visión realista de los datos económicos e insistir en matices tan importantes como lo que apuntaba anteriormente sobre la substancial distancia entre las cantidades jugadas y los ingresos finales que obtienen los operadores. No es cuestión de decir que todo es negativo en el sector pero sí de intentar explicar que cuando se realice una fotografía del juego online, esta sea más precisa y no obvie una cuestión tan relevante como el margen real que obtienen las empresas con este negocio. Ello debería contribuir a convencer a quien corresponda sobre la necesidad de reducir la presión fiscal al juego online para que pueda ser competitivo.”

 

 Miguel Ferrer, consultor en asuntos públicos y regulatorios. Portavoz de Jdigital

Fuente: JDigital