Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Las apuestas cotizadas, uno de los factores del descenso de La Quiniela

Las apuestas cotizadas, uno de los factores del descenso de La Quiniela

SELAE trabaja para hacer más atractivo este producto.

Levantarse el sábado por la mañana, rellenar el boleto de la Quiniela y bajar al kiosco a sellarlo. Una costumbre arraigada de muchísimos españoles pero que últimamente no pasa por su mejor momento. Los tiempos cambian y el juego deportivo con mayor historia y solera necesita reciclarse para afrontar el futuro. Y en ello está. La recaudación en los últimos cinco años ha bajado de manera preocupante y toca reinventar el producto y potenciar sus puntos fuertes para hacer frente a ello. No se trata además solo una reducción del gasto por boleto, también existe un descenso del número de personas que echa la quiniela cada semana. Tres son los motivos que afectan a ese descenso en la recaudación:

– La crisis económica. El descenso coincide con la llegada a España de la crisis económica. De 557 millones de euros de recaudación en 2008, el máximo histórico en el juego, a casi la mitad (297,75) en 2013 con un descenso progresivo que se ha producido año a año y que tuvo su mayor bajón en 2011. «En todos los juegos hay un descenso desde la llegada de la crisis», cuentan a 20minutos desde la SELAE, el organismo que se encarga de este juego», pero éste no es el único motivo que ha afectado a ello, «en la quiniela hay más condicionantes».

– Los horarios del fútbol. Con un partido los viernes, que evidentemente no entra en la quiniela (el día fuerte de sellado de boletos es el sábado), y otro los lunes, que tampoco suele ser incluido, los partidos de Primera división, los que más interés generan, se ven reducidos casi siempre a ocho, uno de los cuales suele ir al pleno al 15. Ver en el boleto casi los mismos encuentros de Primera que de Segunda reduce el interés de una parte del público. La alternativa es incluir de ligas extranjeras, pero desde la SELAE aseguran que «el público de toda la vida», es decir el de mayor edad, prefiere partidos de la Liga Adelante antes que partidos internacionales, que son los favoritos, eso sí, del público más joven. Por el momento, este tipo de partidos se están introduciendo poco a poco.

– Las apuestas cotizadas. Es decir, las casas de apuestas tanto de Internet como las presenciales. Es indudable que el auge de este tipo de modalidad de apuesta, aun siendo algo distinto a las quinielas, no deja de ser invertir dinero en apuestas deportivas y es una opción más para el consumidor y, por lo tanto, también competencia.

¿Y ahora qué? Una vez detectados los problemas, ha llegado el momento de las soluciones. En la SELAE saben perfectamente de las dificultades a las que se enfrentan, algo muy importante en estos casos, y ya se han puesto a ello con modificaciones para intentar hacer su producto más atractivo.

Dado que con la crisis económica nada se puede hacer y que los horarios de la Liga van a seguir siendo igual de caóticos y dispersos, el objetivo actualmente es diferenciarse de las apuestas cotizadas y apostar por los grandes premios. «La quiniela es un tipo de apuesta que te pueda dar premios mucho más elevados que una cotizada, la estructura del juego es totalmente distinta. Nuestra diferenciación son los grandes premios, como el último ejemplo de 4,2 millones de euros (hace algo más de un mes). En una casa de apuesta es imposible que se reparta ese tipo de premios porque tienen límites de riesgo.», cuentan a 20minutos en la SELAE, apuntando que «esos límites, por lo general bajos, impiden que un apostante puede ganar grandes sumas». «Si se hace el cálculo de probabilidad replicando una quiniela con una apuesta en una casa, si el riesgo potencial supera esa cantidad, no te dejan apostar ni un euro. Una casa de apuestas no se puede arriesgar a pagar cuatro millones de euros porque al día siguiente tienen que cerrar la casa. Esa es la diferencia, en la quiniela con un bote optas a premios superiores», dicen, recordando además que la quiniela reparte premios también a acertantes de 14, 13, 12, 11 y 10″.

Es decir, admiten que «es competencia», pero quieren dejar claro que es «un juego distinto». Precisamente eso, los grandes premios que reparte la quiniela, es lo que se quiere potenciar, la mejor publicidad para su producto. «Hemos aumentado la dificultad. Una de las quejas que se producían es que la Quiniela se hacía fácil últimamente, y al haber muchos acertantes, los premios se hacían menores. Por ello hemos aumentado la dificultad del pleno al 15. Esa es nuestra diferenciación, los grandes premios», cuentan sobre, por ejemplo, la modificación realizada en ese pleno al 15 en el que ahora hay que acertar el resultado exacto. Para la jornada de este fin de semana, y con motivo del Clásico entre Real Madrid y Barcelona, se va a lanzar un bote de 3 millones de euros. Además, como muestra de la adaptación a los nuevos tiempos, la quiniela ha sacado una app, La Quiniela en vivo, que permitirá a los jugadores validar las apuestas, comprobar los resultados y hacer el seguimiento real de cada jornada a través de su móvil.

¿Cómo funciona la Quiniela? La quiniela tiene su origen en 1946 y desde entonces ha tenido varios sistemas. El actual fue establecido en 2011, cuando se sancionó la Ley del Juego y la SELAE pasó a ser una sociedad estatal. El anterior reparto quedó derogado y las quinielas pasaron a estar sujetas a un impuesto del 22% sobre la recaudación que va directamente al Consejo Superior de Deporte. El CSD es el que hace la distribución de ese dinero. Un 50% va a las diputaciones y Comunidades Autónomas, el 45,5% va a la LFP y un 4,5 se destina a la Real Federación Española de Fútbol que lo destina al fútbol base. La cantidad de dinero que la quiniela destina a los premios (el llamado payout) es el 55% de la recaudación según publica 20minutos.es.

Fuente: Sector del Juego