Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Los leoneses reducen un tercio sus gastos en juegos de azar desde 2009

Los leoneses reducen un tercio sus gastos en juegos de azar desde 2009

La crisis económica, el crecimiento exponencial del juego ‘online’ y la Ley Antitabaco, en el caso de bingos, casinos y máquinas ‘tragaperras’, han provocado que en los últimos cinco años el gasto de los castellanos y leoneses en juegos de azar se haya reducido un 28,2 por ciento, al pasar de los 1.946 millones de euros del año 2008, a los 1.397 del pasado año. Esta caída ha sido similar a la registrada en el conjunto de España, dado que de 32.308 millones se pasó a 22.511 en el mismo periodo, lo que supone un retroceso del 30,3 por ciento, según datos del Ministerio del Interior consultados por Ical.
A pesar de la caída, Castilla y León ocupa el quinto puesto en cuanto a gasto total, por detrás de Madrid y el cuarto teniendo en cuenta el gasto por hogar, con 164,2 euros, cuando la media de España es de 111,6. Valencia, con 201 euros, Aragón (179,6) y Asturias (168,9) son las comunidades que se sitúan a la cabeza, mientras que el menor gasto por hogar se sitúa en Cataluña con 88,8 euros, Canarias (98), Baleares (98,4) y Madrid (121,3).

En cuanto a la distribución del gasto, Loterías y Apuestas del Estado se lleva la palma con más de 630 millones de euros el pasado año, el 45,18 por ciento del total, por delante de las ‘máquinas tragaperras’ (tipo B), donde los castellanos y leoneses se dejaron 596,6 millones, el 42,68 por ciento. El resto se lo reparten los bingos, con 77,7 millones (5,55 por ciento), los sorteos y loterías de la Organización Nacional de Ciegos (ONCE), con 65,2 millones (4,66 por ciento) y los casinos, donde el gasto, sin incluir las propinas, fue de 26,6 millones (1,9 por ciento).

En cuanto a los productos de Loterías y Apuestas, la mayor parte corresponde a la Lotería Nacional, con 376,2 millones, que suponen el 29,9 por ciento del total, por delante de la Lotería Primitiva y similares, donde los castellanos y leoneses se gastaron 236,2 millones (16,9 por ciento) y las apuestas deportivas: 18,8 millones a través de la Quiniela y 400.000 euros con las apuestas hípicas.

‘Tragaperras’

Las federaciones y asociaciones de empresarios de máquinas tipo B cifran en un 40 por ciento la caída de su facturación, y junto a la crisis económica aseguran que detrás de este desplome se encuentra la Ley Antitabaco. Además, también reclaman a la Junta una rebaja de los tipos impositivos.
Para el secretario de la Federación de Asociaciones de Castilla y León de Operadores de Máquinas Recreativas (Faocale), Ángel Nieto, que lamenta que sólo en los últimos tres años se han retirado en la Comunidad 2.500 máquinas, es necesario que la Junta tome medidas para evitar la grave situación por la que atraviesa el sector.

Así, además de plantear una rebaja de la tasa impositiva, también pide a la Junta que no límite el número de máquinas que pueden estar funcionando en la Comunidad. “Los empresarios del sector de Castilla y León soportamos la cuarta tasa impositiva más alta de toda España, y eso a pesar de que los ingresos de la Junta se han reducido desde 2007 más de un 68 por ciento. Además, también consideramos que se debe dar más libertad al empresario y no fijar un contingente de máquinas a nivel regional”, aseveró Nieto, que anunció que Faocale no asistirá al próximo congreso del sector que la Junta tiene previsto celebrar en Burgos el próximo mes de noviembre.

En una línea similar se pronunció el secretario de la Asociación Regional de Empresas Operadoras y Asociaciones de Castilla y León (Aseocyl), Eduardo Nieto, que además de reclamar una bajada de impuestos, también explicó que la llegada del juego ‘online’ tiene poca influencia en esta caída.

Casinos

Para el director general del casino de Castilla y León, ubicado en la localidad vallisoletana de Boecillo, Francisco Javier Herrero, la crisis lleva afectando de manera muy negativa a los casinos desde el segundo semestre de 2007, con un descenso medio que oscila entre el 50 y el 60 por ciento, “aunque aún no hemos tocado fondo y este año los ingresos continúan bajando”, afirmó.

El primer factor de esta crisis, según la opinión de Herrero, hay que situarlo en la Ley Antibaco, por delante de la crisis económica y del jueno ‘online’. En este sentido, recordó que un estudio organizado por la Asociación Española de Casinos de Juego, colectivo del que forma parte de la junta directiva, fijó el perjuicio de esta medida en una disminución del 20 por ciento de los ingresos en los casinos.

Además de reconocer que con la crisis económica se han reducido considerablemente los gastos destinados al ocio y al entretenimiento”, también se refirió al juego ‘online’. “Somos muchos más para un mercado disminuido. Perjuicio que se verá incrementado aun más con la reciente legalización de las máquinas ‘online’”.

Once

Por su parte, el delegado territorial de la ONCE en Castilla y León, Ismael Pérez Blanco, además de reconocer que en los últimos cinco años las ventas cayeron un 12 por ciento en la Comunidad, porcentaje similar al conjunto de España, destacó que, junto a la crisis, detrás de la caída que han sufrido los distintos sectores del juego también se encuentra el juego ‘online’.

En este sentido, Pérez Blanco criticó la falta de control sobre algunos operadores que funcionan sin licencia, fuera de la Estrategia de Juego Responsable, y que se puede traducir en un incremento de la ludopatía. Al mismo tiempo denunció el comportamiento de la Organización de Impulso del Discapacitado, “que lleva 25 años sin licencia y plagiando nuestro sorteo”.

Además, el delegado territorial de la ONCE destacó que en su caso, a pesar del descenso de ventas, se ha incrementado el número de clientes en los últimos años. “El futuro es incierto y hay que seguir trabajando, ofreciendo productos más atractivos e incorporando la tecnología, como hizo la ONCE con la puesta en marcha de los puntos de venta inalámbricos”.

Bingos

Mientras tanto, desde la Asociación de Empresas de Juego Autorizado en Castilla y León (Asecal), que agrupa a las 21 salas de bingos de la Comunidad, se cifra la caída de ingresos en los últimos cinco años en cerca del 70 por ciento y se destaca que a pesar de la grave situación empresarial, en este periodo no ha cerrado ninguna sala en la región.

Para el secretario de Asecal, Jesús Serrano, la situación del sector, que en la Comunidad genera 800 empleos, no ha sido peor gracias a las medidas fiscales aprobadas por la Junta y que en 2011 contemplaron un tipo reducido vinculado al mantenimiento del empleo, “que nos ha permitido mantener en estos años los puestos de trabajo”.

Serrano, que reconoció que antes de la crisis económica los bingos ya atravesaban un cierto declive, explicó que aunque la crisis económica se ha notado, la Ley Antitabaco ha sido la puntilla. Por el contrario, resaltó que el juego ‘online’ no tiene ninguna repercusión para los bingos, e incluso resaltó que su adaptación puede ser “beneficiosa”. En este sentido, insistió en que la supervivencia del sector pasa por una renovación de los productos, por la incorporación del bingo electrónico y por la adaptación de las salas, a las que se deben incorporar las apuestas y otro tipo de juegos recreativos.

Loterías del Estado

Junto con la ONCE, la menor caída de ventas se registró en el conjunto de productos que gestiona Loterías y Apuestas del Estado, organismo que fija en un 10,2 por ciento el descenso entre 2008 y 2013. En el año 2008 la venta en Castilla y León de todos su juegos fue de 703 millones de euros y en el pasado año de 631 millones.

Fuente: Leonoticias.com