Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Betfair contra William Hill, ¿por quién ‘apuesta’ el mercado?

Betfair contra William Hill, ¿por quién ‘apuesta’ el mercado?

Hasta el año pasado, William Hill era la casa de apuestas deportivas que reinaba en la Bolsa de Londres. Acumulaba tres años seguidos de fuertes subidas y en los once ejercicios enteros que lleva cotizando (a falta de concluir el presente), sólo había sucumbido al rojo en cuatro ocasiones. Sin embargo, Betfair, una ‘novata’, se ha cruzado en su camino.

Betfair, que comenzó a cotizar en el parqué de la City en octubre de 2010, está empenzando a comer el terreno a la ‘veterana’ William Hill, que es una de las compañías emblema del sector del juego y que tiene una capitalización de mercado de 3.173 millones de libras.

Desde el verano del pasado año, el grupo fundado por William Hill en 1934, que comenzó su andadura en el mundo de las apuestas con las típicas carreras de caballos inglesas, ha comenzado a dar un giro bursátil después de acumular una revalorización de más del 150% en tres años.

En lo que va de 2014 se deja un 10% en el parqué londinense y más de un 26% después de alcanzar su nivel histórico más alto -4,94 libras- en agosto de 2013, frente al ascenso superior al 23% de Betfair, una empresa que se fundó en el año 2000 al calor de la ‘burbuja de las punto.com’. Así, la histórica compañía cotiza a 3,58 libras.

En octubre de 2010 se atrevió a dar el salto bursátil a un precio de 13 libras por título y, aunque duante los dos primeros años no convenció, pues en 2011 se dejó un 21% y en 2012, un 8,7%, en 2013 ya avanzó más de un 50%, con lo que la subida de este año refuerza la idea de que el mercado está apostando en serio por el valor.

De hecho, este repunte de sus acciones ha llevado a que la compañía de nuevo supere ese precio que fijó para su debut, pues en las últimas semanas ha sobrepasado el nivel de las 13 libras -actualmente cotiza a 13,44 libras-, con lo que acumula un avance de alrdedor del 3% desde su estreno.

William Hill, en tierra de nadie

Por el contrario, William Hill está un punto en el que parece haber perdido el rumbo claramente alcista que venía marcando. Dado que la caída anual no es muy elevada, la situación de valor habla de su entrada en un entorno de lateralidad (como puede verse en el gráfico adjunto) que muestra un cierto grado de apatía del mercado hacia sus títulos.

La empresa, que este año celebra sus 80 años de vida, ya había visto venir el ciclón que supondría en el negocio de las apuestas el despegue de Internet, por lo que en 1998 ya comenzó a operar de forma online. Desde ese momento, incorporó a su cartera de servicios el casino, los juegos de destreza o el bingo, unas áreas de negocio que, a la vista de la pujanza que han cobrado en estos años, se están convirtiendo en el pilar de las casas de apuestas.

A parte de estos juegos, en William Hill se puede apostar por una variedad de deportes que van desde el fútbol al criquet, pasando por el baloncesto, el ciclismo, los deportes de invierno e incluso los dardos. Por su parte, Betfair también ofrece una amplia gama de deportes a los que apostar, incluidas las típicas carreras de caballos. Igualmente, también tiene su casino y su poker online.

El consenso del mercado, a la contra

A pesar de que los caminos que ambas empresas están tomando en bolsa son opuestos, el consenso del mercado recogido por Bloomberg ve la situación a la inversa. Es decir, cree que la remontada de Betfair no va a ir más allá y que a William Hill le corresponde recuperar terreno.

El consenso le otorga a Betfair un precio objetivo medio de 12,67 libras, por debajo de las 13,44 a las que cotiza. Por el contrario, a William Hill le da un precio de 4,05 libras, lo que supone un potencial del 11%.

Fuente: elRecreativo.com