Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Gastamos de media 50€ en comprar décimos por Internet.

Gastamos de media 50€ en comprar décimos por Internet.

El 22 de diciembre de cada año millones de españoles encienden radios y televisores abrazando la esperanza de escuchar la misma combinación numérica que recoge el papel que tienen en sus manos. La compra de décimos de Lotería de Navidad es frecuente en todos los ambientes: trabajo, familia y amigos. Pero, ¿cuándo puede dejar de ser un pasatiempo temporal para convertirse en una adicción? El abandono de otros compromisos, el aislamiento del afectado y las dificultades económicas son algunos de los primeros síntomas que revelan la aparición de un trastorno real: la ludopatía.

Nuevos casos y mayores gastos en los diagnosticados

Susana Jiménez es la responsable de la Unidad del Juego del Hospital De Bellvitge (L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona) y reconoce como muchos pacientes son conscientes de su problema cuando finaliza la época navideña y revisan los gastos. Además, aquellos ya diagnosticados asumen un incremento considerable en el dinero gastado durante dichas semanas. A pesar de esto, “las consultas por problemas asociados al uso de juegos de azar pasivos como la Lotería son bajas, sobre un 12 por ciento, pues la mayoría de personas elige los activos, como las máquinas tragaperras”.

Según un reciente estudio sobre Lotería de Navidad publicado por Ventura24, los españoles gastamos una media de 50 euros en comprar décimos solo por Internet. “El juego online ha cambiado el paradigma habitual. Cada vez más jóvenes universitarios se sienten atraídos por el póker y las apuestas virtuales, mientras que nunca se verían en un casino”, apunta Jiménez, cuyo centro registra anualmente 350 nuevos casos.

La facilidad de acceso, la rapidez, la inmediatez y el anonimato que ofrece el juego virtual son algunos de los aspectos que menciona el psicólogo del centro Activa Psicología de Madrid, José Antonio Tamayo, para entender el éxito: “las posibilidades que ofrece el espacio virtual de la Red en lo concerniente al juego de azar pueden aumentar la probabilidad de jugar, al reducir las trabas que habitualmente impone la participación presencial”, declara.

Más hombres que mujeres

En su último informe trimestral, la Dirección General de Ordenación del Juego reveló que existen en nuestro país más de 480.000 jugadores en activo, los cuales responden a un perfil habitual de varón de 34 años y con estudios universitarios. “Existe una abrumadora presencia de hombres y solo una de cada diez personas son mujeres”, indica Tamayo.

La doctora destaca igualmente la diferencia de género. “Las mujeres suelen empezar a competir con edades más avanzadas y no se sienten motivadas por el premio sino que usan el juego como una forma de regular estados de ánimo negativos”, explica. El desarrollo de la adicción es asimismo más veloz en el caso femenino, con una media de dos años, mientras que en los hombres se presenta de forma más progresiva, aproximadamente en un plazo de entre cinco y siete años. Además, la psiquiatra señala un inusual aumento de consultas en mujeres jóvenes desde la llegada de las nuevas tecnologías.

Si nos fijamos en la edad del usuario, la doctora pronostica un incremento de la ludopatía en mayores de 65 años para el futuro próximo. Este sector poblacional emplea a menudo el juego como forma de regulación emocional y de integración en una sociedad en la que a veces pueden sentirse desplazados. En este sentido, las apuestas online han generado también cambios, “es cierto que el uso de las nuevas tecnologías no resulta habitual en personas de edades avanzadas, pero hemos llegado a encontrar algún caso de adicción al juego virtual con 80 años”.

Una cara factura a fin de mes

Según las cifras publicadas por EAE Business, cada español gasta una media de 76 euros en juego y casinos al año. Los números asociados a los pacientes con ludopatía rondan los 200-400 euros mensuales, “en función del propio poder adquisitivo de cada persona”, aclara Tamayo.

El ambiente en el que nos relacionemos y la publicidad son algunos de los factores que pueden llevarnos a padecer una ludopatía. No obstante, se han encontrado en algunos pacientes antecedentes personales de déficit de atención, hiperactividad y otros trastornos psicológicos que pueden predisponer para el desarrollo de conductas adictivas.

A la hora de establecer un tratamiento se combinan el uso de fármacos con la realización de terapias psicológicas en un 30 por ciento de los casos, lo que recibe el nombre de tratamiento combinado. “Es muy importante conocer la situación personal de cada paciente en la primera entrevista para determinar desde el principio la forma de abordar su problema”, asegura Jiménez.

Depresión, ansiedad y algunos trastornos adaptativos son varias de las dañinas consecuencias que puede acarrear este problema a nuestra salud. Desde el centro Activa y Psicología se muestran optimistas en cuanto a la solución definitiva de la problemática. Tamayo recuerda que el porcentaje de pacientes que recae es mucho menor que en el caso de los adictos al consumo de sustancias como el alcohol, siendo este de un 60-80 por ciento en los seis primeros meses y de solo un 15 por ciento para los adictos al juego patológico.

Con la llegada de la crisis en 2008 se vivió un incremento en las consultas del Hospital de Bellvitge. “Algunas personas consideraron que el juego podría ayudarles a solventar sus problemas financieros. Sin embargo, en los últimos años, la situación ha cambiado y la escasez ha llevado a una reducción en el número de pacientes que acuden”. La época navideña es también un foco de compras compulsivas, donde encontramos otro problema de adicción con altas tasas de incidencia en mujeres adolescentes que sufren trastornos alimentarios nerviosos, expresa Jiménez.

Planificar los gastos acorde al presupuesto real disponible, evitar las compras improvisadas, prevenir deudas y elaborar un registro contable que nos permita observar la cantidad acumulada en el mes, son algunas de las recomendaciones que aporta Tamayo para disfrutar de las fiestas sin futuros contratiempos.

fuente: Estusanidad.com