Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Critican la promoción del gambling en Facebook

Critican la promoción del gambling en Facebook

Expertos del juego en Australia ha instado a adoptar controles más estrictos sobre los juegos de azar en línea después de un estudio que encontró promociones y publicidades en medios sociales de juegos de casino que han alentado a los jóvenes a tomar el hábito.

El estudio, basado en una encuesta realizada a 2.100 personas y entrevistas con los operadores de juegos de azar y jugadores, encontró que el 28 por ciento de los jóvenes de entre 12 y 17 años que participan de juegos de casino sociales, pasaron a gastar más tiempo y dinero en juegos de azar reales. Un tercio de los jugadores adolescentes y el 15 por ciento de los jugadores adultos, creen que es posible que aumenten el tiempo y el dinero que dedican a los juegos en línea.

El estudio dice que “Internet ha cambiado la forma en que el juego se proporciona y los medios sociales ofrece una plataforma altamente accesible para promover sus productos. Los juegos pueden ser problemáticos en sí mismos y los reguladores y operadores de juegos deben considerar nuevas medidas para proteger a los consumidores más vulnerables”. El estudio, encargado y financiado por la fundación Gambling Research Australia, se basó en el auge mundial de los juegos de azar en línea, incluyendo un uso creciente de los teléfonos inteligentes.

Se encontró que los operadores de juegos de azar utilizan cada vez más las redes sociales, especialmente Facebook y YouTube, para comercializar sus productos, pero la zona es objeto de poca o ninguna regulación en Australia. Alrededor del 11 por ciento de los jóvenes se encontraron jugando más después de ver este tipo de promociones en los medios sociales.

“Para la gran mayoría de las personas las redes sociales y los juegos tienen un impacto mínimo en su vida cotidiana”, explica el estudio, pero señala que “las promociones para una minoría de las personas con problemas de juego existentes, basados ​​en los medios de comunicación social y los juegos de casino sociales, pueden actuar como desencadenante y así aumentar y agravar los problemas del juego.”

Los juegos de casino sociales, que permiten que los usuarios paguen por tiempo de juego extra y sumar créditos, se espera que generen ingresos por unos 4.400 millones de dólares a nivel mundial este año, con Australia y los Estados Unidos a la cabeza, países que tienen los más altos gastos por habitante. Alrededor del 54 por ciento de los usuarios juegan ahora en sus teléfonos inteligentes, una cifra que, según las previsiones, aumentará.

La doctora de Sally Gainsbury, experta en juegos de azar en la Universidad de Southern Cross, y quien dirigió el estudio, dijo que las apuestas en línea han tenido un impacto dramático en cómo las personas cambian de casinos de apuestas a través de computadoras portátiles y teléfonos. “La tecnología e Internet han tenido un enorme impacto y algunas personas están entrando en serios problemas”, explicó.

Expertos de juego en Australia han instado a los gobiernos estatales y federales a imponer controles más estrictos sobre el crecimiento de las promociones en línea y juegos, y a actualizar la legislación vigente. La ley federal principal para hacer frente a los juegos de azar en línea fue introducida en 2001, antes de que Facebook apareciera. En Australia, las apuestas deportivas en línea son legales, pero los sitios de casinos en línea no lo son, sin embargo, los jugadores pueden acceder fácilmente a los sitios basados ​​en alta mar.

La doctora Gainsbury dijo que sería difícil de regular, especialmente porque la mayoría de los operadores pueden basarse tranquilamente en alta mar. Pero añadió que “ciertamente es necesario que haya un mayor esfuerzo y un mensaje que atempere las promociones, porque es importante para ayudar a que los adolescentes se den cuenta de que todo lo que se promociona puede no ser real y que no significa que ellos vayan a tener éxito en el juego”.

Una experta en la política de los juegos de azar, la profesora Linda Hancock de la Universidad de Deakin, dijo que “es el momento de endurecer la regulación” y que los reguladores tienen que hacer más para limitar el acceso a los sitios en alta mar. Ella dijo que las autoridades podrían considerar un enfoque similar al adoptado con sitios pornográficos, incluyendo el bloqueo de acceso e incluso la imposición de multas a los proveedores de Internet.

Los gobiernos estatales de Australia dependen en gran medida de los impuestos de los juegos de azar y han sido criticadas por conceder demasiadas licencias para salas de juego y máquinas tragamonedas. Sin embargo, el gobierno de Nueva Gales del Sur señaló que entrega un monto de 290.000 dólares al año a la Gambling Research Australia para ayudar a desarrollar estrategias de minimización de daños.

Fuente:www.straitstimes.com