Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Analizan crear una norma contra el juego ilegal

Analizan crear una norma contra el juego ilegal

La Dirección de Ayuda Financiera para la Acción Social (Dafas) de La Pampa, convocó a un juez y a un fiscal de la ciudad de La Plata para analizar las tareas a desarrollar en la lucha contra el avance del juego ilegal de manera que el dinero apostado en ese circuito vuelva a las arcas públicas.

Las modalidades que más preocupan son la quiniela clandestina y los casinos clandestinos en domicilios particulares o reuniones privadas. A ellas se suman las apuestas online, una forma de juego que no tiene regulación legal y que mueve millones de pesos por fuera de todo control.
“La idea es ver qué podemos hacer en cuanto a la legislación para combatir el juego clandestino o juego ilegal”, comentó el gerente general de Dafas, Jorge Payeras, al explicar el motivo de la convocatoria a los magistrados platenses para conocer la situación en Buenos Aires y cómo están trabajando. “Estamos viendo si hay que modificarla o actualizarla, porque algo tenemos que hacer”, agregó.

En ese sentido, el juez de garantías bonaerense César Melazo y el fiscal de instrucción Marcelo Romero, mantuvieron una jornada de trabajo con autoridades locales tanto del ámbito ejecutivo como de los órganos de control. Posteriormente junto al asesor del Instituto de Seguridad Social, Pablo Girard, los visitantes brindaron una charla pública en el auditorio del Dafas.

“Nosotros tenemos una experiencia en el juzgado que estaba a mi cargo, que en ese momento era un juzgado de instrucción y sentencia”, comentó Melazo. “En aquel momento había una organización delictiva que nosotros la tomamos como delito porque entiendo que se trata de una defraudación millonaria y diaria a las provincias. ¿Por qué? Porque en su momento había una recaudación diaria en provincia de Buenos Aires de 1,5 millón de pesos-dólares. Y con distintos procedimientos se logró aumentar la recaudación en 2 millones de pesos diarios más”.
“Estamos hablando que (el juego en negro) duplicaba el juego legal”, resumió el juez platense.

En la actualidad, en la provincia de Buenos Aires hay una recaudación oficial de 20 millones de pesos diarios, suma a la que debe añadirse “otro tanto que se está perdiendo en la ilegalidad”, sostuvo. “Esa plata no vuelve al pueblo a través de la acción social, o sea en ambulancias, en el sueldos de los maestros”.

“Hay que ver si se trata de un vacío legal que nos lleve a la creación de una norma específica contra el juego clandestino en sus diferentes aristas”. No existe un marco legal que controle “este sistema online de apuestas rápidas, tipo Poker Stars o cuestiones por el estilo”, afirmó Melazo.

“Esto (las apuestas online) no aporta a ningún Estado provincial de la República Argentina. Teóricamente no sabemos dónde va ese dinero porque es un beneficio para particulares cuando el monopolio del juego lo tienen los Estados”. Porque, recordó, el fundamento de sostener el juego en forma legal es “que gran parte de esa plata vuelve a la gente”.

Otra arista del problema son los “casinos” montados en domicilios particulares, clubes o reuniones privadas. “Por supuesto, no pagan impuestos”, refrendó el juez.

“Son hechos públicos que cuando la autoridad de control debe reprimir este tipo de actividad, llega ,cuanto menos en forma culposa, tarde. Digo en forma culposa porque siempre nos va a quedar la duda si coimean o no. Por eso estamos reunidos acá, para dar la cara y que el pueblo se entere de las cosas que están pasando”.

Melazo reflexionó que aún cuando se tomen todas las medidas legales y se transparenten los medios de control, si la gente sigue optando por el juego ilegal frente al legal, el problema no desaparecerá. “Esto funciona porque nosotros mismos lo tomamos como una cuestión menor, una viveza criolla, y lo cierto es que produce un enorme daño a la gente que menos tiene”, reiteró.

En General Pico, hasta hace poco eran habituales los procedimientos en los que se desbarataba algún casino clandestino. Al poco tiempo, un hecho similar reflejaba que el problema seguía presente. Muchas de estas causas quedan, en una suerte de limbo porque -tal como ocurrió con la investigación de Melazo-, una parte de la Justicia sostiene que no se trata de delito sino de una falta contravencional.

Como se recordará Melazo instruyó durante la década pasada una megacausa, en la que sacó a la luz el mecanismo de recaudación ilegal de la policía bonaerense a través del juego clandestino. Esa investigación quedó sin efecto cuando el juez que debía emitir sentencia opinó que el caso quedaba encuadrado bajo una falta administrativa.

El planteo que sostuvo Melazo fue que el dinero apostado en el circuito ilegal se retrae del pozo oficial, cuyo destino principal es la asistencia social. El magistrado sostiene esa postura y logró que una parte del sistema judicial abone su línea de pensamiento.

Fuente:www.laarena.com.ar