Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Sus datos en un Bunker

Sus datos en un Bunker

Cada vez son más las casas de apuestas que se suman al mundo del casino online. A través de interfaces sencillas y generosas promociones ofrecen a jugadores de todo el mundo entretenimiento mediante internet. La ruleta, el póker o el blackjack son los juegos de más éxito.

Y todos son ventajas. Se puede jugar al blackjack online en William Hill en entretenidas partidas desde casa a través del navegador web o en el trayecto del metro de vuelta del trabajo con un solo click de tu dispositivo móvil. Esta sencillez ha hecho que el casino online esté haciendo furor. Los jugadores tienen a su mano un vasto elenco de posibilidades desde la ruleta europea, hasta las divertidas maquinas tragaperras, ya que la oferta es cada día más variada. La Mayoría de las plataformas ofrecen atractivas promociones para sus nuevos clientes, para que el jugador novel disfrute de la experiencia lúdica desde un principio, incluso cabe la posibilidad de practicar con dinero ficticio. Aun así, la demanda es tal que los usuarios sólo en España mueven más de 5000 millones de euros.

Pero el jugador actual, no solo demanda sencillez y inmediatez, sino también seguridad con sus datos y con sus transacciones. Muchos portales tienen su domicilio social en la colonia británica de Gibraltar, en cuyas entrañas discurren más de cincuenta kilómetros de pasadizos y túneles. En un kilómetros de estos, y a quinientos metros de profundidad se esconde un gran centro de datos informáticos que guarda celosamente, no solo la información de los jugadores online, sino incluso la de inversores de medio mundo. Estos búnkeres militares en los que germinó la estrategia militar que dio el éxito a los aliados en la Segunda Guerra Mundial, custodian hoy en día valiosa información económica a nivel global.

Incontables servidores informáticos, protegidos contra ciberataques mediante escudos virtuales, almacenan datos de clientes de todo el mundo, desde que, en 2008, el Gobierno de Gibraltar alquiló las instalaciones a la empresa Continent 8 Technologies, encargada de velar por la seguridad de los datos financieros, de comercio digital y de alta tecnología de empresas y compañías de las Bermudas, Bilbao o Hamburgo. “Aquí guardamos todo. Las transacciones, el software, todo tal como exige la legislación europea. Porque si hay un litigio y un tribunal nos reclama la información, puede venir aquí y extraer los datos”, explica Phill Brear, comisario del juego del Gobierno de Gibraltar. Así los usuarios, ignoran felices y seguros, que cuando introducen los datos de su tarjeta de crédito, estos acaban enterrados a buen recaudo en un antiguo centro de comunicaciones de la Segunda Guerra Mundial