Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Casinos online: una industria en pleno crecimiento

Casinos online: una industria en pleno crecimiento

Los juegos online se han convertido en un nuevo tipo de entretenimiento que ya forma parte de nuestro día a día, de hecho, según los datos de la asociación de consumidores y usuarios, los españoles gastamos una media de 450 euros anuales en juegos de azar. La industria de los casinos a través de internet ha experimentado un rápido crecimiento desde que comenzó su andadura hace ahora algo más de veinte años. Fueron las islas caribeñas de Antigua y Barbuda las primeras en aprobar una ley de libre comercio que permitió el lanzamiento de portales web para hacer apuestas en juegos de casino con dinero real. Además de los problemas a la hora de obtener licencia para este tipo de páginas, la seguridad de las transacciones y los datos personales de los jugadores fue otro de los retos a los que se tuvieron que enfrentar este tipo de negocios en sus primeros años de andadura.

Éste rápido crecimiento de las empresas ligadas a los juegos de azar y las apuestas ha ido de la mano del progresivo desarrollo de la tecnología vivido en los últimos años, que ha facilitado el acceso a Internet desde diferentes dispositivos y ha popularizado su uso, forzando a la mayoría de los países a legislar para mantener un control y exigir ciertos requisitos a los casinos online.

En España, no fue legal el juego online hasta el año 2012, aunque las primeras licencias para juegos de tragaperras no se han concedido hasta este año, cuando se ha comenzado a aplicar la legislación publicada con intención de llenar el vacío legal existente hasta ese momento. La respuesta no se ha hecho esperar, numerosos casinos han abierto sus puertas en portales de la red, como el caso de casino barcelona online que ha ampliado sus servicios a una página web reglada por la DGOJ (Dirección General Ordenación del Juego). Con esta nueva normativa, los casinos con licencia online cumplen todos los requisitos jurídicos, técnicos y de calidad, avisando a los jugadores de forma periódica del dinero que llevan apostado o el tiempo que han estado en el juego, entre otros controles.

En el resto del mundo las normativas han ido cambiando con el paso de los años, EEUU por ejemplo, sirvió de fuerte impulso al sector, que ya en el año 2000 estaba generando más de dos billones de dólares de ingresos, al igual que la mayoría de los países europeos que han legislado al respecto ante la gran aceptación y uso de los juegos online por parte de la población.

Fuente: lanzadigital.com/L. Sánchez