Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Cejuego: “Hay que unificar la regulación del sector juego”

Cejuego: “Hay que unificar la regulación del sector juego”

Bingos, máquinas, apuestas, ruletas, póquer… El sector del juego tiene una oferta de ocio casi tan amplia como el número de regulaciones al que se enfrentan sus empresarios. Actualmente, el gremio tienen 19 normativas en España, una porcomunidad autónoma y dos estatales. Alejandro Landaluce, director general de Cejuego, patronal que aúna dos tercios del sector, pide a la Administración unidad regulatoria y más flexibilidad fiscal.

¿Cuál es la problemática actual del sector?

La realidad es que partimos de que el juego estaba prohibido en España. Así que cuando llega la democracia se legaliza, pero nace con unas constricciones tremendas: tasas por todos lados, los casinos a 40 kilómetros de las ciudades… Y luego nacen las comunidades autónomas que tienen que legislar una actividad antes prohibida. Así que nos encontramos con 17 regiones legislando y poco tienen que ver las normativas de una con las de la otra. Es un galimatías tremendo.

¿Qué diferencias existen entre autonomías?

Las hay a nivel fiscal, pero también en materia publicitaria. Por ejemplo, en Madrid se pueden anunciar los bingos, pero en otras comunidades no. Hay regiones donde se puede apostar en los bares y en otras está prohibido, o por ejemplo Andalucía no permite las apuestas deportivas. Hay millones de ejemplos, pero nosotros sólo queremos flexibilidad como cualquier empresario, que cambiar una mesa de lugar en un bingo, por ejemplo, no suponga tantos papeleos. Todo viene del tema de la prohibición, que hace que la normativa sea totalmente rígida. La Administración tiene que unificar la regulación del sector.

A lo que se suma que cada juego tiene sus peculiaridades…

El sector tiene dos particularidades en ese sentido. Primero, que no nos podemos deducir el IVA, pero además un impuesto sobre la actividad del juego, y en cada juego de una forma. Cuanto más joven es el juego, más bajo es el impuesto. Por ejemplo, un bingo clásico o los casinos tributan al 50%, pero las apuestas, que son las últimas en salir, lo hacen al 10%. El juego online, que salió hace dos años, tributa al 20%, las máquinas al 24%. Eso significa que la Administración se da cuenta de que el primer impuesto que nació fue muy alto. Pero no se atreve a bajarlo.

Electoralmente, ¿da miedo?

Nos hemos reunido con muchos partidos y nos encontramos con el problema de que tenemos un pequeño estigma. Todos compran la propuesta, pero meterlo en el programa…

Pero ya habido algunos pasos hacia adelante.

La mayoría de las comunidades autónomas nos intentan ayudar, pero a través de subterfugios, es decir, si el juego antiguo tiene una tasa muy alta, se inventan uno nuevo con una más baja, pero ¿qué ocurre con los antiguos? Pues que los bingos tradicionales están cayendo, de 425 que había en España, ahora sólo hay 326.

¿Cuánto empleo genera el sector?

Estamos hablando de 40.000 puestos directos y 140.000 indirectos, porque, por ejemplo, hay gran cantidad de bares con una máquina de juego que contribuye para no echar a un camarero.

¿Y cuánto dinero mueve?

El sector del juego privado mueve al año 24.000 millones de euros, de ese dinero, 4.100 millones son los ingresos brutos de las empresas, por tanto hablamos de que los otros 20.000 millones se mueven entre los jugadores.

¿El sector ya ha pasado la crisis?

Si algo bueno nos ha traído la crisis es la creación de Cejuego. Los empresarios nos tuvimos que unir para ir todos juntos a hablar con la Administración.

¿Lamentan el paso atrás de Eurovegas?

La Comunidad de Madrid había preparado unos impuestos especiales sobre la mesa con la llegada de Eurovegas que se situaban en el 10%, pero se han quedado en un cajón. Pero sí que ha habido cambios, Madrid ha abierto dos salas de juego en el centro de la ciudad, que antes estaban prohibidas como el diablo y tenías que irte a Torrelodones.

¿Cuál es el camino a seguir con las regiones?

Estamos intentando que haya un principio de acuerdo, para que vayan todas por un camino similar. Creemos que la tasa más razonable para todo el sector está en torno al 10%.

¿Cómo está funcionando el juego online?

Aporta el 5,9% de la facturación del sector, unos 254 millones de euros. Además, tiene una tasa estatal del 10%.

¿Cambia mucho el perfil del jugador digital al tradicional?

Son dos canales totalmente diferenciados. No se puede comparar ir a un casino que estar solo en casa. Los jugadores online están acostumbradas a manejar las nuevas tecnologías, es un público joven, de entre 25 y 30 años.

Fuente: elEconomista