Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El Gordo sigue siendo el rey de la lotería

El Gordo sigue siendo el rey de la lotería

Lotería: dícese del sueño universal consistente en comprar un décimo, dibujar en el aire los mejores castillos y constatar días después que tampoco hubo suerte en esta ocasión pero que, quizás, a la enésima vaya la vencida. Al español, y al ser humano en general, le gusta jugar, y la estrella del juego estático (elegir un número y desear que llueva café en el campo) es el Gordo de Navidad, que en 2014 supuso 2.472 millones de los 4.652 facturados en lotería nacional, según el anuario de la fundación Codere. Para que se hagan una idea, el sorteo de El Niño (6 de enero) recaudó 605 millones en 2015.

¿Cuáles son las causas del estrellato? El 88% de los apostantes señala la costumbre como motivación principal, otro 65% subraya el impulso a tentar la suerte y el 59,7% se escuda en el miedo a que le toque a conocidos. Prácticamente nadie adquiere décimos en internet. Las administraciones de lotería y los vendedores ambulantes son el principal canal de venta (69,4%), muy por delante de las participaciones de asociaciones, bares o clubs (8,2%).

Existen en el país otras vías de ingresos menos mediáticas, desde las apuestas hípicas (5,9 millones jugados en 2014, lejos de los 27,9 que marcan el récord histórico en 1985) hasta las máquinas B (con premio programado), que captaron 9.573,7 millones. Muchas de ellas se encuentran en los casinos, que a su vez generaron 1.521,2 millones. El bingo, ese oasis de la vejez, levantó 1.774,2. Desde 2012 se computan asimismo los resultados del juego on line, cuya curva ascendente está en conexión con el espíritu de los tiempos. Actualmente, la facturación se sitúa en 6.564,6 millones frente a los 24.026,4 del juego presencial, los 8.446,1 de Loterías y Apuestas del Estado y los 1.765,4 de la ONCE.

En el reino de la lotería nacional, el maduro es el rey: la franja de 65 a 75 años es la que más admite jugar, aunque las cosas se igualan si se trata de El Gordo y El Niño. Por provincias, el grupo líder lo integran Burgos, Huesca, Lérida, Palencia, Segovia y Soria (más de 150 euros anuales de gasto). Andalucía occidental, Badajoz, el sur de Galicia, Gerona, Tarragona y las islas (tanto Baleares como Canarias) son las menos jugonas (por debajo de 85 euros al año).

Si las ventas de lotería son un síntoma de la salud económica de un país, a España le queda un pequeño trecho para recuperarse. Quien tenga dinero apostará, quien no lo tenga anhelará reservar unos eurillos para el cupón.

Fuente: expansion.com