Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Italia: Desarticulan red mafiosa ilegal

Italia: Desarticulan red mafiosa ilegal

La policía italiana arrestó a 11 personas y realizó decenas de redadas en Roma y en el resto de Italia en el marco de una investigación de una red ilegal de juego online, dirigida por un empresario, pero que de hecho, estaba en manos de la delincuencia organizada. De acuerdo con la policía antimafia de Roma, el grupo mafioso movía unos 11 millones de euros al día.

De acuerdo con la policía antimafia de Roma, se estableció que el grupo mafioso movía unos 11 millones de euros al día con el negocio. Los cargos contra los acusados van desde asociación ilícita con fines mafiosos, extorsión y falso registro de bienes.

Según los investigadores el líder indiscutible del grupo era el empresario Luigi Tancredi, de 50 años y originario de Potenza, que durante toda su vida se relacionó con actividades de juegos de azar y apuestas en línea, de manera de ganarse el apodo de “Rey de las slots”. Hacía tiempo que había dejado las actividades de juego legal y con la ayuda de la delincuencia organizada, había construido un imperio de máquinas de videopóker ilegal, sin que pagara ningún tributo fiscal.

Tancredi es considerado por los investigadores y fiscales un representante directo de la mafia, especialmente de la calabresa y de la región Campania, para la gestión de sitios ilegales de apuestas en el web. “Resultó ser – según un comunicado de la Guardia di Finanza y la Policía del Estado- el vínculo esencial entre los intereses del crimen organizado en las fuertes ganancias de juegos de azar ilegales y el mundo de la tecnología informática, en virtud de su capacidad para lograr recursos web dedicados a los juegos online”.

Aunque no directamente afiliado a ningún clan mafioso, Tancredi según la reconstrucción del fiscal adjunto Michele Prestipino habría contactado con sujetos que pertenecen a organizaciones de caracter mafioso, para garantizar la rápida difusión de su “producto”, y proveerles de una enorme cantidad de ganancias mal habidas y aumentar sus propios beneficios. También de acuerdo con la acusación, en consideración de las metodologías propias de las asociaciones mafiosas que prestaron su trabajo, jugó un papel importante, y casi de monopolio en la gestión de los llamados “tótems” (puntos físicos de juego) para las apuestas online.

A través de plataformas online de Tancredi, los usuarios podían jugar todos los días en doce mil mesas de juego virtuales, lo que generaba una facturación diaria de 11 millones de euros y medio, y con una ganancia neta para los organizadores del 10%; más de un millón de euros al día.
El sistema que funcionaba desde Roma y Ostia hacia el resto de Italia y del extranjero contaba con el apoyo de los círculos del crimen organizado que eran generosamente recompensados. Un porcentaje de los ingresos, de entre 45 a 60.000 euros era el pago mensual al clan mafioso Zagaria dei Casalesi. Las investigaciones revelaron vínculos con el crimen organizado de Ostia y con la ‘Ndrangheta, a través de Nicola Femia, la camarilla de Mazzaferro.

La estructura diseñada, organizada y dirigida por Tancredi era de tipo vertical y piramidal: en el vértice estaba este empresario, quien mantiene relaciones directas con los llamados “national” (el nivel alto de la organización). Los “national” referían a los “regional”, que proveían el retiro de las sumas de dinero de los “distritos”, encargados de recoger de los “club managers” -los únicos que tenían trato directo con los jugadores- que, para acceder al juego en línea, tenían que anticipar a la organización una cantidad de dinero que luego era acreditada en una cuenta virtual, también por transferencia con tarjetas de prepago.

La investigación denominada “The Imitation Game” comenzó en 2011 a raíz del intento de asesinato de Fabio Aragona, que tuvo lugar en Ostia. Según los investigadores el hecho fue un resultado directo de los enfrentamientos en la gestión de videopóker, al que se podía acceder después de obtener el permiso de la organización, tanto desde casa como desde las postaciones en muchos clubes en Roma y en otras ciudades italianas.
El server que dirigía el juego en línea se encuentra en Tampa, Florida, mientras que en Rumania estaba registrada la sede de la sociedad rumana Dollarobet srl, donde trabajaba el personal técnico del sitio.

A las conclusiones de la investigación se añadieron las declaraciones de algunos colaboradores de justicia (acusados arrepentidos) que confirmaron el fuerte interés de los clanes de la Camorra para la industria del juego online ilegal y la adquisición gradual del control de esas actividades en todo el territorio. El producto originado de las actividades fueron, de hecho, giradas mensualmente al clan dirigido por Michele Zagaria, Antonio Iovine y Francesco Schiavone.

Además del presunto jefe de la organización Tancredi, también quedaron arrestados Antonio Boi, Itria Caschetto, Alessandro Ciliberto, Stefano Dominicis, Biagio Di Manno, Nicola Femia, Salvatore Ferrara, Nello Giargiulo, Emiliano Giorgi e Davide Verduci. Existen dos órdenes de arresto contra otras dos personas residentes en el extranjero.