Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Tributación en el mercado de apuestas

Tributación en el mercado de apuestas

Apostantes que cada vez son más en número por el tremendo auge que vive en los últimos tiempos las apuestas deportivas en internet. Los hay que hasta se ganan la vida gracias a las apuestas online, aunque la gran mayoría son personas que apuestan de forma esporádica. Tanto si perteneces a un grupo como a otro, o simplemente tienes interés por el mundo de las apuestas deportivas, en esta página puedes encontrar mucha información al respecto.

La entrada en vigor en el año 2012 de la Ley de Apuestas vino a sentar las bases del juego online en nuestro país, tanto de cara a las casas de apuestas como a los usuarios. Desde entonces, éstos deben declarar en Hacienda los beneficios que obtengan por sus apuestas deportivas en internet como si de una ganancia patrimonial se tratase.

Además, hay que tener en cuenta que al usuario se le aplica la legislación fiscal del país donde tributa, no del país donde se encuentra registrada la casa de apuestas en cuestión. Así, los apostantes pagarán en su Declaración de la Renta (IRPF) según las ganancias que hayan tenido en todo el año.

Pagamos impuestos por las ganancias que resultan de restar las pérdidas. Por ejemplo, si durante un ejercicio ganamos 2.000 euros y perdemos 500, pagamos impuestos sobre 1.500 euros. Eso sí, si las pérdidas son más que las ganancias, no tenemos derecho a deducirnos ante Hacienda nada por las pérdidas.

Otro punto a tener en cuenta es que, según apunta la LIRPF, los contribuyentes que obtengan 1.000 euros o menos a lo largo del ejercicio no tendrían que declarar sus ganancias por apuestas online, pues no alcanzarían el mínimo exigido para hacer la Declaración de la Renta. Pero ojo, si ya hacemos la declaración obligatoriamente por rentas procedentes del trabajo, no estaremos exentos de rendir cuentas por todo lo que ganemos en el juego.

Hay algunas excepciones. No se tendrían en cuenta a efectos de Hacienda las ganancias patrimoniales de una persona que hubiera ganado más de 1.000 euros por apuestas deportivas pero el mínimo personal y familiar es inferior a 5.151 euros. Esta cantidad es a priori, ya que el mínimo familiar puede variar según las circunstancias de cada individuo.

Por otro lado, hay usuarios que piensan que si dejan el dinero en la casa de apuestas no lo tienen que declarar, pero esto es un error. Todos los usuarios tienen que presentar las ganancias en la Declaración de la Renta, independientemente de si retiran o no el dinero de la casa de apuestas.No olvides que si te niegas a hacer la declaración cuando tienes la obligación, podrías incurrir en un delito de ocultación de datos y ser sancionado por ello con una multa que oscilaría entre el 50 y 150% de la cantidad que tendrías que pagar.

Fuente: estrelladigital.es – Luis de Velasco | Luis Cifuentes