Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El Parlamento Europeo votará sobre el Bitcoin

El Parlamento Europeo votará sobre el Bitcoin

Los expertos que el lunes participaron en una sesión sobre monedas virtuales en la comisión de economía del Parlamento Europeo se mostraron de acuerdo en que la reglamentación de estas divisas virtuales no debería ir más allá de prevenir y combatir la delincuencia. La sesión abordó los pros y los contras de monedas como el bitcoin, y de la tecnología revolucionaria que las posibilita. La Eurocámara elabora en la actualidad un informe sobre las monedas virtuales, cuya votación en comisión está prevista en abril.

Una moneda virtual como el bitcoin permite transferir dinero sin intermediarios como la banca. Utiliza una tecnología de encriptación que crear una base de datos pública y verificable de las transacciones para prevenir fraudes. Lo que genera la confianza necesaria entre compradores y vendedores, y elimina la necesidad de que un intermediario verifique la operación.

“Muchos inversores depositan grandes esperanzas en que una aplicación particular de esta tecnología sea lo que ellos denominan una aplicación asesina”, explicó Jakob von Weizsäcke, eurodiputado socialdemócrata alemán y ponente del Parlamento Europeo (PE) en la materia, durante la sesión sobre monedas virtuales celebrada este lunes en la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del PE. “La verdadera cuestión es cómo de bien estaremos preparados los Gobiernos y los legisladores para este tipo de revolución cuando este avance se produzca, si es que se produce”, puntualizó Jakob von Weizsäcke.

Ventajas e inconvenientes

Muchos expertos mencionaron que las transacciones con monedas virtuales son más baratas, más rápidas, más seguras y más transparentes. Primavera de Filippi, investigadora del Centro Nacional de Investigación Científica de París, dijo que esta tecnología de encriptación puede “contemplarse como un tipo de tecnología reglamentaria que permita que la normativa se aplique con más transparencia y eficacia”. Y añadió que “resuelve el problema de quien vigila al vigilante”.

“En realidad, no protegen al consumidor y existen riesgos sobre la estabilidad de las plataformas, la volatilidad del precio y las ciberamenzas clásicas omo el robo, la piratería y la pérdida”, sostuvo Olivier Salles, de la Comisión Europea, en contra de las monedas virtuales.

El bitcoin ha sido con frecuencia asociado con actividades ilegales como el blanqueo de capitales y el tráfico de bienes ilegales, sobre todo porque sus transacciones pueden realizarse de manera anónima.

“De hecho, el efectivo es una manera mucho más anónima de transferir dinero”, indicó Sean Ennis, economista de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). “La cadena de propietarios de la moneda virtual es pública y permite una gran cantidad de análisis de las transacciones”, añadió.

Se mostró de acuerdo Jeremy Millar, un socio de Magister Advisors, que hizo hincapié en que “es más fácil detectar delitos mediante el bitcoin que mediante el dinero en efectivo”. Y concluyó que “el bitcoin ya no es una comunidad de piratas, sino que lo utilizan grandes empresas que intentan cumplir la normativa en vigor”.