Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Sigue la investigación en el Tenis

Sigue la investigación en el Tenis

Los supuestos amaños en el tenis, destapados en la víspera del Open de Australia por la BBC pero sin dar nombre alguno, han despertado la barra libre en el tenis. Cualquier doble falta o error no forzado es susceptible de ser analizado como un supuesto amaño. Incluso Lleyton Hewitt, que se retiró en la presente edición del torneo, y Novak Djokovic, número 1 mundial, salieron como cadidatos a posibles amaños en el pasado.

El penúltimo capítulo se vivió la mañana del lunes de la segunda semana del Abierto australiano. ‘The New York Times’ destapaba que la casa Pinacle Sports había denunciado un alto flujo de apuestas a la victoria de Lukas Kubot y Andrea Hlavackova sobre David Marrero y Lara Arruabarrena en la primera ronda del mixto.

Pinnacle canceló las apuestas del partido, que se jugó la tarde del domingo en Melbourne, 13 horas antes de que se iniciase pero puso en aviso a la Unidad de Integridad de Tenis (TIU), que tiene a varios de sus investigadores presentes en el primer ‘Grand Slam’.

La secuencia de los hechos, según pudo saber MARCA, es la siguiente. Los inspectores se pusieron este lunes en contacto con Kubot y Hlavackova para interrogarles por si habían visto algo raro en la actitud en pista de la pareja española. Ambos lo negaron: “No vimos nada anormal. Las dos parejas jugamos al 100 por 100 y no nos parece justo que salgan ahora sus nombres sin pruebas”, explicaban. Luego se les requirió el teléfono y la tablet.

Después de ser preguntados por la TIU, el dúo polaco y checo cayó en la segunda ronda ante la Yung-Jan Chan de Taipei y Rohan Bopanna por 4-6, 6-3 y 10-6.

La información del periódico estadounidense pilló a Arruabarrena de camino a España al tomar el primer vuelo de la noche del domingo. Marrero seguía en la capital de Victoria pero no se pasó por el torneo. Arrastraba molestias en la rodilla que no le permitieron dar el máximo en su partido de mixto. De hecho se planteó no saltar a la pista pero al final lo hizo.

Los dos tenistas españoles, al no estar físicamente localizables, recibieron un correo electrónico de miembros de la Unidad de Integridad del Tenis en el que se les informaba que dentro de la investigación del partido tenían que entregar su móvil y también la tablet.

Fuente: marca.com