Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Poker: Diferencias entre Europa y EEUU

Poker: Diferencias entre Europa y EEUU

Las apuestas en los juegos de cartas como el poker, no son un fenómeno nuevo sino que tienen siglos de antigüedad y han evolucionado, sobretodo, en el medio en que se desarrollan. De las tabernas y bares a los grandes casinos, y de los casinos a Internet.

La posibilidad de encontrar rivales para una partida a cualquier hora del día ha sido un factor clave en el crecimiento y consolidación del negocio del poker online tanto en Europa como en Estados Unidos. Asimismo, la rápida expansión y el crecimiento en el número de aficionados ha variado de manera sustancial el perfil de jugador.

Factores de crecimiento del poker online
Es complejo establecer un listado de los condicionantes que han influido de manera definitiva en el boom del poker online a nivel internacional. En cualquier caso, algunas de las claves que han permitido su crecimiento continuo a lo largo de la última década son:

– Acceso universal a Internet. En un mundo cada vez más interconectado, el acceso a Internet tanto en Europa como en Estados Unidos ha alcanzado unas cuotas inimaginables hace 10 años, tanto a nivel de usuarios como en la velocidad de las conexiones.

– Tecnologías cada vez más amigables e integradas. Con la aparición de los smartphones y tablets, un único dispositivo cumple las funciones de teléfono, ordenador y punto de acceso a Internet, habilitando el juego online desde cualquier lugar y en cualquier momento.

– Legalización del juego. Cada día son más los países, incluida España, en los que la actividad de juego online con apuestas de dinero real ha sido regulada, permitiendo que las salas de poker como 888poker.es puedan ofrecer sus servicios de manera segura para los usuarios.

– Desarrollo de sistemas de pago cada vez más rápidos y seguros, combinado con una mayor aceptación de los mismos por el público. Las reservas iniciales con las que el usuario percibía los pagos online han desaparecido.

– El gasto personal en ocio y entretenimiento ha ido creciendo en los últimos años, especialmente el relacionado con ocio en el hogar. Un fenómeno en auge ¿En todo el mundo?

Pero el fenómeno del poker online no está siguiendo el mismo patrón de crecimiento en todo el mundo. Paradójicamente, en Estados Unidos la línea de crecimiento de popularidad ha disminuido su curva ascendente en el último lustro, mientras que en Europa no solo se ha consolidado sino que está en pleno crecimiento.

En los últimos dos años, los operadores de juego online se las han tenido que ingeniar para hacer crecer su negocio en los países europeos que han modificado o introducido la regulación del juego y la tasación de impuestos sobre los servicios de juego electrónico. Asimismo, los casinos tradicionales de la mayoría de países europeos han experimentado una recesión en sus beneficios debido, en gran parte, a la menor disponibilidad de liquidez de sus clientes debido a la crisis económica.

Optimismo para el futuro
Los analistas de la industria del juego, creen que todo este panorama puede cambiar en 2016. A pesar de que la regulación y los impuestos continuarán teniendo un impacto negativo en los márgenes de beneficios, dicho impacto será menos pronunciado que en los dos años anteriores. Además, nuevos países europeos se están preparando para legalizar el juego en sus territorios.

Adiós a los viejos paradigmas, ha llegado un nuevo tipo de jugador
La rápida expansión del fenómeno del poker se ve también reflejada en un nuevo perfil de jugador. De ser un juego reservado (casi) exclusivamente a apostadores y jugadores profesionales, ha dado el salto a todos los estratos sociales y cada día es más frecuente conocer a todo tipo de personas que se han aficionado al poker online.

Junto con el cambio de perfil del jugador, se ha observado también un cambio de paradigmas en el poker. De ser un juego en el que todo gira alrededor de las apuestas y el dinero, se ha pasado a una cara mucho más social, amigable y deportiva. El nuevo aficionado al poker está más interesado en la parte lúdica y competitiva que en ganar los botes para acabar la noche con unos cuantos euros de más en los bolsillos.

Este cambio de paradigmas está debido, en gran parte, a la amplia popularidad que han adquirido los torneos de poker, una modalidad en la que el dinero no se juega en cada mano, sino que se desembolsa de una sola vez al inicio de la partida y se utilizan fichas sin valor nominal para hacer las apuestas. El jugador que gana todas las fichas al resto de sus rivales es el ganador.

Fuente: diariosigloxxi.com