Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

carcaj.es ya está en fase beta

carcaj.es ya está en fase beta

La web de mediapro, carcaj.es ya está en fase beta y acepta registro de aviso para todoslos usuarios que estén esperando este tipo de apuestas cruzadas.

Mediapro apuesta por la diversificación, y lo hace casi sobre seguro. El grupo que lidera Jaume Roures ha decidido subirse a la fiebre del juego online con el lanzamiento de Carcaj, un portal de apuestas deportivas cruzadas que se encuentra en fase beta y que próximamente se lanzará de forma oficial.

La compañía ha decidido introducirse en un segmento del juego menos explotado, el de las apuestas cruzadas entre particulares, ya que el grueso del negocio en España se concentra en las apuestas contra el operador, donde están Sportium, Bwin, Bet365 y William Hills, entre otros. Según se aprecia en la web en pruebas, Mediapro se quedará un 5% de comisión respecto a las cantidades jugadas, lo que supone un porcentaje menor respecto al 6,5% que por ejemplo se queda Betfair Exchange.

Está por ver si aprovecharán las sinergias evidentes con sus otros negocios, como puede ser el canal de deportes beIN Sports, que la próxima temporada tendrá la exclusiva de la Champions League y buena parte de La Liga en España. Según publica hoy Expansión, la página se presentará el 30 de marzo y el objetivo es obtener licencia también en América Latina, después de obtenerla para España el pasado año.

Cabe recordar que el juego online cada vez necesita más ir acompañado de retransmisiones en directo, como evidencia la caída del negocio de La Quiniela (se apuesta antes del pitido inicial) y el fuerte auge de los operadores que permiten jugar minuto a minuto.

En 2015, las cantidades jugadas por los usuarios en el país rebasaron por primera vez la cota de los 4.000 millones de euros (se situaron en 4.091 millones), después de incrementarse en un 43% respecto a 2014. Y no es una tendencia nueva, ya que la cifra dobla a la de 2013 (1.998,69 millones) y multiplica por cuatro a la de 2012 (1.000,8 millones).