Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Brasil, más cerca de la regulación

Brasil, más cerca de la regulación

Brasil entra en la fase final para la legalización de los casinos y del juego. El juego online y las apuestas deportivas también serían regulados en el país.

Brasil está cada día más cerca de ver legalizado el juego y los casinos en todo el país tras casi 70 años prohibido y cumplidos ya los 12 años de la prohibición del bingo con Lula de presidente, quien ha sido noticia estos últimos días por un escándalo de corrupción y por su fallido nombramiento como ministro para evitar la justicia.

Brasil sigue caminando hacia la regulación del juego tras la nueva votación positiva en la Comisión Especial de Desarrollo Nacional, esta definitiva tras los cambios realizados debidos a las cinco enmiendas aprobadas (se habían presentado 16) y que sirve para que el proyecto de ley del juego vaya al Senado, entrando en la fase definitiva para su aprobación.

¿Qué traería la nueva ley?

El proyecto de ley actual está basado (y sustituye) al 186/2014 presentado por el senador Ciro Nogueira. Este nuevo proyecto alcanza ahora el Senado brasileño reportado por el también senador Blairo Maggi, miembro de la lista de millonarios Forbes gracias a sus plantaciones de soja, con Otto Alencar de presidente.

La nueva ley, a grandes rasgos, permitiría la posibilidad de abrir casinos en Brasil, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos como el desarrollo social y económico de la zona, legalizando un gran número de juegos de azar y casino e incluyendo también la aprobación del juego y apuestas online.

En la página oficial del Senado de Brasil puedes encontrar el proyecto de ley original con todos los enlaces a los anexos, cambios y resolución de enmiendas, incluyendo todas las publicaciones oficiales en relación al tema.

Esta situación desbloquearía la ley actual (y anticuada) sustituiría el decreto de ley 9.215/1946, publicado el 30 de abril de dicho año (1.946) y en el que se prohibía en la totalidad del territorio brasileño el juego o explotación de cualquier juego de azar.

Tras la disputa del Mundial de Fútbol en 2014 y la disputa el próximo verano de los Juegos Olímpicos, el Gobierno brasileño ha realizado un esfuerzo extraordinario para potenciar el turismo en todo el país, siendo esta ley un paso más para ello.

A pesar de las buenas noticias con la llegada al Senado del proyecto de ley para su discusión y aprobación, esta no entraría en vigor al menos hasta 2017.

Situación actual del poker

El estado en el que se encuentra el poker en estos momentos es contradictoria. A pesar de que en Brasil el poker ha sido considerado por el Parlamento un deporte mental y, por tanto, está legalizado, tan solo es posible jugar en clubes o federaciones de poker, así como en diferentes circuitos.

El hecho de que estén prohibidos los casinos y salas de juego es una rémora para un crecimiento todavía mayor del poker en el país, incluso teniendo un gran número de profesionales y haber sido uno de los países en el que el poker ha tenido un desarrollo más pronunciado en los últimos años.

El caso del poker (y el juego) online es diferente ya que se encuentra en estos momentos en una situación alegal. La ley del juego actual brasileña, tal como era de esperar cuando está a punto de cumplir 70 años y por entonces no existía internet, no hace mención alguna al juego online, por lo que no está expresamente prohibido.

El país es una zona gris en la que es posible jugar aunque fuera de la ley y en salas extranjeras al no poder registrarse en Brasil ninguna sala.
A pesar de los intentos de varios senadores por restringir totalmente el juego online y de presentar proyectos de ley para prohibir penalmente la oferta de juego y el acceso a salas de poker o casinos, estos finalmente no consiguieron su objetivo, por lo que los jugadores que lo desean pueden jugar online al poker.

Muy cerca de la normalidad

La situación de Brasil en relación al juego es considerada anormal para un país que se considera abierto de mente y potencia mundial, siendo estos últimos años (a pesar de la recesión actual) una de los países emergentes y de mayor crecimiento.

No es normal que Brasil tenga prohibido el juego ya que de los casi 200 países miembros de la Organización de Naciones Unidas, el 80% tienen legalizados los juegos de azar, siendo la gran mayoría de los “contrarios” al juego países islámicos.

Si nos centramos en los países miembros de la Organización Mundial del Turismo, la situación es todavía más llamativa, siendo Brasil el único miembro junto a Cuba que no permite el juego dentro de sus fronteras.

Cuba y Brasil se encuentran con un problema muy grande por los peligros que conlleva el juego sumergido e ilegal controlado por mafias, el cual son incapaces de eliminar y siendo la aprobación de una nueva ley más benévola con el juego la mejor forma de luchar contra esta lacra.

La resignación de los políticos más contrarios al juego de que una nueva ley que permita el juego en el país y el avance lento pero continuo del proyecto de ley hacia su aprobación definitiva acercan a Brasil a una situación más entendible en el panorama mundial actual.

Fuente: PokerListings