Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Las apuestas tradicionales pierden definitivamente la partida

Las apuestas tradicionales pierden definitivamente la partida

El juego online lleva una tendencia ascendente (aunque a menor ritmo en el último año) y el crecimiento en cuanto a jugadores y ganancias brutas es sostenido. El formato de Internet de las casas de apuestas, sobre todo en sus secciones de deportes y casino, están dejando en un segundo plano a las formas de juego tradicionales.

El crecimiento exponencial que lleva a cabo este nuevo formato desde 2012 provoca que cada día sean más empresas las que se incorporan al mismo, algo que se puede comprobar con el incremento en el número de casas de apuestas españolas e internacionales que ofrecen la oportunidad de jugar en el casino en línea.

Los seguidores de los juegos deportivos y amantes de juegos de casino conocen a la perfección sus nombres. Bet365, creada en Inglaterra en 1974 y que es una de las más conocidas del sector gracias a sus bonos de bienvenida para los principiantes o excelentes retransmisiones online; William Hill, una de las mas longevas y que cuenta con mayores campañas publicitarias, además de ser número uno en Reino Unido; o Bwin, conocida por patrocinar a grandes equipos deportivos, entre ellos el Real Madrid. Todas ellas, son las que marcan la pauta en este mercado de apuestas deportivas.

Sin embargo, otras empresas como Sportium, vincualada a la británica Ladbrokes y patrocinadora oficial de la Liga de Fútbol Profesional en España, Luckia o Wannabet han llegado recientemente. La gran cantidad de empresas dedicadas al juego online solo refleja las estadísticas de que cada año son más los usuarios que se introducen en este mundo. En 2015 las cantidades de clientes de estos servicios ya superaba a los de los juegos tradicionales en los mismos ámbitos. Según datos de la DGOJ (entidad reguladora activa desde el 2012) del cuarto trimestre de 2015, los españoles jugaron 2.429,57 millones de euros, casi la mitad en apuestas deportivas (1.185 millones de euros), mientras que los jugadores apostaron 779 millones en juegos de casino. En cuanto a ingresos brutos, 94,76 millones de euros en los últimos cuatro meses del año, especialmente destacable el aumento de las tragaperras y la ruleta dentro del sector casino y azar. El sector espera que esa cifra siga incrementándose en 2016.

A pesar de que los juegos y las apuestas en competiciones deportivas abarcan una parte importante del mercado, al ser una oferta deportiva que incluye multitud de modalidades que tienen muchos adeptos (Fútbol, Baloncesto, Tenis, Fórmula 1, Motociclismo, etc.), los juegos de casino, como la ruleta, el BlackJack o el póker, también cuentan con un gran seguimiento en las modalidades online y casi todas las empresas inmersas en el mercado cuentan con este servicio.

Fuente: Que.es