Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El Juego online no sustituye al presencial

El Juego online no sustituye al presencial

El juego en España está mostrando un crecimiento cuantitativo en los últimos años. En este marco, el titular de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), Carlos Hernández Rivera, durante una entrevista analizó la evolución de la modalidad en línea y su crecimiento, dado principalmente por los juegos de casinos y las apuestas deportivas, y la canibalización que, según el sector más tradicional, produce sobre el mercado presencial.

La Dirección que usted dirige está combatiendo la llamada “publicidad fantasma” en el fútbol, ¿cómo se detectó el problema y qué ramificaciones podría tener con respecto al juego ilegal?
El fútbol español es una actividad de gran atractivo en los países asiáticos y ello le convierte en un instrumento publicitario de gran importancia en aquellos países. Además, la estrecha relación del deporte con la actividad de las apuestas hace, si cabe, más interesante dicha actividad a efectos publicitarios para operadores de juego de aquellos mercados. No obstante, nuestra normativa, coherentemente con su objetivo de luchar contra el juego ilegal, permite única y exclusivamente la publicidad de operadores y actividades de juego en España cuando se dispone en nuestra jurisdicción de la correspondiente licencia otorgada por la Dirección General de Ordenación del Juego, es decir, que ningún operador que carezca de licencia, opere o no opere en España, ofrezca o no ofrezca sus servicios en territorio español, puede hacer publicidad, en cualquier forma y, por tanto, incluido el patrocinio deportivo, en nuestro territorio. Ello es esencial para reconducir la demanda de juego en España a los operadores legales que ofrecen a los consumidores la seguridad y protección que le garantiza la Dirección General.
Si a pesar de la claridad de la normativa española un club de fútbol español suscribe un contrato de patrocinio con un operador de juego no licenciado en España, la Dirección General de Ordenación del Juego, de acuerdo con lo que exige la Ley española, inicia los procedimientos administrativos tendentes a poner fin a esa publicidad ilícita y sancionar, en su caso, no sólo al operador, sino también al club infractor.

Las apuestas deportivas encabezan la preferencia de los españoles a la hora de apostar, ¿se han generado amaños de partidos u otras irregularidades con respecto a esta tendencia?
La integridad en el deporte y su relación con las apuestas es un fenómeno trasnacional y no necesariamente está relacionado con la mayor o menor popularidad de las apuestas en un determinado país. En los mercados online regulados europeos los operadores identifican individualmente a sus jugadores, conservan registro de todas las transacciones que se realizan en su plataforma y monitorizan el mercado de forma permanente para detectar anomalías lo que facilita la detección y la investigación de conductas anómalas. Es por ello que la colaboración entre los operadores y las autoridades responsables es el principal instrumento para la persecución del fraude. De ahí la importancia de ampliar la regulación y los mecanismos de cooperación al mayor número de países.

El juego online ha tenido un salto cuantitativo en estos últimos meses en España, ¿la DGOJ está estudiando por qué se viene dando este fenómeno?
Desde la apertura del mercado regulado en 2012 estamos viendo crecimientos del GGR, y tal y como usted comenta, en 2015 asistimos a un cierto repunte. Si el crecimiento medio anual del GGR desde 2013 ha sido de un 18 por ciento, en 2015 hemos tenido un incremento con respecto a 2014 del 26 por ciento y ello impulsado principalmente por los juegos de casino que han crecido un 80 por ciento y por las apuestas que lo han hecho en un 31 por ciento.

Creemos que han influido en la evolución del mercado la profundización regulatoria desarrollada durante estos años que ha implicado, entre otras cosas, la regulación de nuevos juegos de gran popularidad como las slots y la propia situación coyuntural de la economía española en 2015 en el que se ha producido cierta recuperación del consumo de las familias.

En este contexto, ¿porqué están estancadas las apuestas tradicionales como los casinos y tragaperras?
Una de las grandes cuestiones que se plantea a la hora de abordar la regulación del juego online es la posible canibalización que dicha actividad puede producir sobre el mercado tradicional o presencial. Al respecto debe partirse del hecho de que el juego online tiene lugar en el territorio de un país antes de que se regule con lo que si esa canibalización existiera, ya se estaría produciendo desde antes de proceder a su legalización. Sin perjuicio de ello, la experiencia, nuestra y de otros países, nos dice que ese fenómeno no se suele producir. Los consumidores, hoy por hoy, son diferentes, como lo son también las motivaciones y experiencias que aportan ambos canales de comercialización que, en consecuencia, no se pueden considerar sustitutivos. De hecho, en nuestra opinión, el juego online está siendo beneficioso para el sector en general porque está permitiendo, por un lado, superar concepciones y paradigmas regulatorios excesivamente restrictivos y, por otro, se está convirtiendo en la puerta de entrada al sector de potenciales consumidores que en otras condiciones probablemente no se sintieran atraídos por las fórmulas tradicionales de juego.

¿Esta tendencia no está arrastrando a la suba a la cantidad de personas con problemas con el juego?
No estamos en condiciones de sostener que así sea. Es cierto que ciertas asociaciones de jugadores rehabilitados y servicios sanitarios de atención a personas con problemas de juego patológico están poniendo de manifiesto un incremento del número de personas que acuden a los mismos pidiendo ayuda, incluso se habla de un cambio de perfil. No dudamos en absoluto de la realidad de dichos datos pero los mismos no nos parecen suficientes para inferir las consecuencias que algunas entidades y medios vaticinan. Dejando de lado que esas muestras no siempre son lo suficientemente grandes como para ser consideradas representativas, que haya subido el número de personas que acuden a estos servicios y que haya cambiado su perfil no necesariamente es debido a un incremento real de los problemas de ludopatía..

Con respecto a esto último, ¿la DGOJ se encarga del tema de los tratamientos para ludópatas en España?
A la Dirección General de Ordenación del Juego, en tanto que órgano regulador del mercado, le incumbe el establecimiento, seguimiento y control de los mecanismos que se entiendan precisos para prevenir posibles problemas de juego patológico y, en su caso, garantizar la reconducción de las personas que puedan padecer esos problemas a instituciones que puedan tratarlos. El cómo debe abordarse el tratamiento para la superación de este tipo de problemas es una cuestión médica que, consecuentemente, excede de nuestra competencia y capacitación.

¿Algún porcentaje de la recaudación tributaria derivada del sector del juego se utiliza para la lucha contra la ludopatía o para el apoyo a sectores vulnerables?
Salvo el impuesto derivado de los juegos de titularidad estatal, que sí corresponde al Estado, los ingresos por impuesto del juego corresponden a las Comunidades Autónomas y se integran en sus presupuestos. Ni en la normativa estatal, ni tampoco en la autonómicas, existe una afectación concreta del total o de un porcentaje de la recaudación del impuesto del juego a la lucha contra la ludopatía, de tal forma que el porcentaje que se destina cada año a ese fin y a apoyar a los colectivos vulnerables procede del presupuesto que anualmente se aprueba para los organismos y administraciones públicas, estales y autonómicas, bajo cuya competencia se encuentran las instituciones que desarrollan esas actividades.

Su cartera firmó un acuerdo con su par portuguesa, ¿cuáles fueron los motivos de la firma de dicho acuerdo y qué se espera de este acuerdo de cooperación?
Como cualquier actividad que se desarrolla en el entorno de internet, el juego online presenta una vocación supranacional evidente. Siendo así, una mejor y más adecuada lucha contra el fenómeno del juego ilegal requiere la colaboración entre los reguladores de las diferentes jurisdicciones en los que estos fenómenos tienen lugar. Los diferentes convenios de colaboración que esta Dirección ha suscrito con otros países pretenden oficializar, publicitar y ordenar una colaboración mutua que, siempre dentro de nuestras competencias, desarrollamos gustosamente y en beneficio de ambas partes. Nada diferente se persigue con el convenio recientemente firmado con Portugal, que si no fue suscrito anteriormente únicamente se ha debido a que es ahora cuando, una vez aprobada su normativa sobre juego online, existe un regulador homólogo a la Dirección General.

Sabemos que en España existe un código de conducta de publicidad del juego. Queremos saber si se detectaron infracciones a esta norma y cuáles son los problemas más recurrentes.
Uno de los instrumentos fundamentales de nuestro sistema de corregulación publicitaria es la llamada “consulta previa” que los operadores de juego y medios de comunicación adheridos al código de conducta pueden plantear a la asociación especializada e independiente Autocontrol para que ésta se pronuncie, antes de su emisión, sobre la conformidad de una pieza publicitaria con el código de conducta. Dicho sistema depura la gran mayoría de contradicciones entre esa publicidad y el código de tal forma que se pueden detectar y corregir antes de que se conviertan en incumplimientos. No obstante es cierto que dicho sistema está funcionando particularmente en los entornos de televisión y, en menor medida, radio, pero no tanto en internet ya que en dicho entorno el operador de telecomunicaciones corresponsable de esa publicidad es más difuso. Es por eso que si bien el balance sobre la implicación de los operadores y cumplimiento del código que hacemos en la Dirección General es muy positivo, podemos afirmar que en la publicidad por internet el nivel de información sobre prohibiciones de jugar a menores de edad, mensaje de juego responsable, y especialmente, condiciones esenciales de algunos bonos, en algunas ocasiones, debe ser mejorada.

Fuente: eldiario.deljuego.com.ar