Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Los apostadores, cada vez más jóvenes

Los apostadores, cada vez más jóvenes

La edad media de los apostadores ha experimentado una bajada de 10 años, y ya no es sólo cuestión del juego online, las presenciales también cobran fuerza entre los menores de edad.

El sector del juego nunca ha sido tan popular como en los últimos dos años y sobre todo después de la regulación de las tragaperras online. Los casinos y las plataformas de apuestas deportivas son cada vez más visitadas por los apostadores que al mismo tiempo son cada vez más jóvenes ya que la edad mínima de los que apuestan ya no es entre los 35 y los 45 años, sino entre los 18 y los 25 años. Los casinos virtuales se han convertido en una de las formas habituales de pasar el tiempo libre delante de la pantalla del ordenador personal en casa.

El juego como tal es una diversión que proporciona premios y si el jugador no tiene control razonable en sus deseos de apostar, puede convertirse fácilmente en un adicto. Las tragaperras han sido desde siempre los juegos que más adicción crean porque además de ser atractivos y divertidos, estos juegos proporcionan premios muy apetitosos. Por eso, hay que estar preparado mentalmente antes de entrar en un casino y es muy importante saber dónde jugar online para probar suerte con garantías y seguridad.

Porque los sitios web que ofrecen juegos de azar han aumentado también por la creciente búsqueda de estas actividades por parte de los internautas. Los bonos que se proporcionan a los que se registran por primera vez son la principal razón por la cual los jugadores principiantes se atreven a jugar con dinero real ya que de esa manera aumentan el saldo disponible en sus cuentas para los juegos que desean probar. Sin embargo, aunque las tentaciones son muchas, hay que tener cuidado incluso con este tipo de promociones porque los casinos fraudulentos ponen trampas y es mejor informarse bien y aprender cómo detectarlos antes de registrarse en ellos.

Las apuestas deportivas son otra parte del sector del juego que ha marcado unos números récord en las participaciones durante los últimos años. El fenómeno es tan impresionante que ha surgido una nueva profesión, la del apostador profesional que consigue ganarse la vida gracias a las plataformas de apuestas deportivas online por todo el mundo. Sin embargo, aunque a primera vista puede parecer un dinero fácil, la realidad es totalmente distinta, porque de todos estos millones de usuarios registrados en España, solo hay un pequeño porcentaje de apostadores que ganan dinero en las apuestas deportivas.

También se está observando una tendencia en las apuestas realizadas en locales presenciales que en muchos casos se paga a intermediarios que apuestan por parte de menores de edad o incluso que menores de edad consiguen entrar en los locales con documentos de identidad falsificados. Estos intermediarios se convierten en otro tipo de gente que vive de las apuestas, pero esta vez sin invertir dinero propio y sin ningún riesgo. Obtienen su dinero por las propinas de los menores y por parte de las posibles ganancias que los chicos comparten con ellos. Sin embargo, en una plataforma de apuesta online esto no se puede hacer por el estricto control de edad que se realiza en el registro del nuevo usuario.