Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Los mitos sobre el juego online

Los mitos sobre el juego online

Aunque el sector del juego parece expandirse en los últimos años, curiosamente existen todavía algunos mitos sobre el juego en línea, que no tienen nada que ver con los hechos reales. Hemos recopilado algunas de las “historias” más populares que suelen aparecer en la mente de la gente cuando escuchan la palabra “juego” y que nunca hayan probado algún juego de azar virtual.

El primer gran mito sobre el juego es el aspecto legal del juego. En España existe la Ley del Juego que entró en vigor en 2011 y los primeros operadores legales empezaron a ofrecer sus servicios en 2012 de manera totalmente legal y regulada por parte del regulador oficial que es la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ). Para que un casino virtual sea legal primero tiene que cumplir los requerimientos jurídicos establecidos por el órgano regulador y luego obtener licencias válidas para ofrecer juegos de azar online. En la página web http://www.casinosonlineespana.net/ se pueden consultar todos estos criterios que determinan si un sitio de juegos es fiable o no.

El segundo mito más popular es que los sitios de azar no son seguros. Los operadores que proporcionan estos servicios y tienen una reputación internacional inmejorable, naturalmente aplican todas las medidas de seguridad necesarias para garantizar la protección de los datos personales sensibles de sus clientes. Ellos saben muy bien que de esta seguridad depende todo su negocio, porque las plataformas de azar también son una forma de negocio como cualquier otro negocio. Las medidas que suelen aplicar son el uso de un software sofisticado y un cifrado de datos llamado Secure Socket Layer (SSL) que normalmente se utiliza por los bancos y los monederos electrónicos en sus transferencias de datos digitales.

Otro mito es la creencia entre algunos jugadores que el software de los casinos online está trucado para impedir supuestamente a los jugadores que ganen premios. Esto no puede ser verdad porque todos los sitios legales operan con software certificado que pasa por inspecciones periódicas para verificar los resultados en los juegos que deben ser honestos y que dependen solamente del generador de números aleatorios que garantiza un resultado completamente aleatorio.

Otro error común entre la gente es la idea que los casinos no pagan los premios o bien los bonos de bienvenida. Esto no puede ocurrir en un casino español regulado. La política de bonos y pagos es claramente estipulada en el sitio web del casino legal y el jugador puede y debe informarse antes de darse de alta en la plataforma. Los bonos y promociones tienen unas condiciones que, si se cumplen a raja tabla, entonces el casino debe permitir el pago y retiro de las ganancias del bono. Si se tienen claras estas condiciones antes de empezar a jugar entonces no se perderá la oportunidad de aprovechar la oferta del bono.

Otra gran mentira acerca del juego virtual es que para ganar algún premio uno debería apostar grandes cantidades. Esto es totalmente falso porque se puede ganar incluso un bote con la ayuda de algún bono gratis o por ejemplo la posibilidad de jugar con giros gratis en las tragaperras. Estos giros gratis son a menudo parte de los paquetes de bienvenida que los casinos ofrecen a los jugadores y al mismo tiempo son una de las mejores maneras para poder ganar en las tragaperras sin invertir nada, como nos aconsejan aquí. Además, en las tragaperras online se puede apostar desde tan solo unos pocos céntimos y uno puede escoger el límite máximo que desea apostar.

Esta opción viene a contradecir a la idea errónea de que los juegos online son más adictivos que los presenciales. Esta idea está lejos de la realidad porque en los juegos presenciales no se pueden programar límites de apuesta ni de tiempo de sesión. Uno puede autolimitar su tiempo de juego gracias a las medidas implementadas dentro del propio software del casino legal, además, en la plataforma virtual, el software está vigilando a los jugadores y está programado para detectar un comportamiento irregular y un juego compulsivo para prevenir la ludopatía. Sin embargo, todo se reduce a la responsabilidad personal, pero como regla, los operadores serios se comprometen en la prevención de la adicción.

Fuente: Madridpress