Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Argentina: El Juego online sigue esperando su regulación

Argentina: El Juego online sigue esperando su regulación

En un escueto comunicado difundido ayer, la Asociación de Loterías Estatales de Argentina (ALEA), informó -sin mayores detalles al respecto- que sus “autoridades se reunieron con las de Banco Central, para plantear la preocupación de la asociación en relación al juego en modalidad online”. La regularización del juego online en Argentina, es una cuestión de larga data que sigue siendo debatida por la mayoría de los representantes de los entes competentes en el seno de ALEA, como si se tratara de un tema sin mayor trascendencia. Cuando en realidad, el uso de la tecnología en el mercado del juego de azar ya sobrepasó en la práctica, las futuras decisiones que pudieran tomarse en un futuro inmediato.

ALEA mantiene una prolífica cantidad de reuniones con los administradores de juego de todo el territorio nacional, sobre los más variados temas tratados por las distintas comisiones creadas dentro del organismo, además de sus asambleas ordinarias y extraordinarias en diversas ciudades de atractivo turístico de la geografía argentina.

Pero al parecer, el tema de abordar decididamente y de forma contundente los pormenores que atañen al mercado del juego online dentro de las fronteras, muchas veces solicitado por algunos de los entes reguladores para finalmente encausar una realidad ineludible que ya es moneda corriente en otros países, no figura a la cabeza de la lista de resoluciones que debiera afrontar la entidad que nuclea a los distintos actores del juego oficial.

El organismo dijo este jueves 8 que el encuentro se realizó el “pasado jueves 1º de septiembre, cuando el presidente de ALEA y del IJAN, Alfredo Mónaco, junto al tesorero de la asociación e interventor de la Lotería de Río Negro, Luis Ayestarán, enunciaron la necesidad de focalizar en los medios de pago, la prevención del lavado de activos y la ilegalidad de los juegos ofrecidos por los sistemas de Posnet en la venta de créditos para juegos, además del peligro de la fuga de capitales”.

En ese sentido, “se acordó con el BCRA el estudio del tema, el dictado de normativas específicas para su regulación mediante el trabajo de una mesa permanente, que incluya referentes de los organismos relacionados con la temática, como la Unidad de Información Financiera, el Ministerio de Comercio Interior, entre otros entes”.

Hasta allí la información sumistrada por ALEA una semana después del encuentro, que podría considerarse como una tibia aproximación a encarar un tema espinoso como el segmento del juego online, en un territorio donde la legalización de las apuestas por Internet, devolvería a las arcas estatales de cada provincia una considerable suma de dinero que los organismos reguladores podrían volcar en acción social, cumpliendo con el requisito por el cual fueron creados.

En el país, la provincia de Misiones dió el primer paso por su cuenta muchos meses atrás, y ya cuenta con un sitio web de apuestas online, con juegos de casino, apuestas deportivas y tragamonedas, avalados por el ente regulador provincial.

Mientras el juego a través de Internet siga sin contar con un marco regulatorio en Argentina, operadores fronterizos y del resto del mundo, continúan acaparando el dinero de las apuestas de jugadores nacionales, los cuales quedan desamparados legalmente frente a cualquier inconveniente precisamente porque no hay legislación argentina al respecto, y los estados provinciales continúan observando como el juego online ilegal opera sin pagar ninguna clase de impuestos.

La lenta maquinaria de ALEA parece estar aceitada a la perfección para participar de reuniones con otros entes, encuentros con organismos internacionales, capacitaciones de personal, jornadas sobre variados temas, aunque hasta el momento no encontró el combustible idóneo para hacer mover el motor decisional sobre el juego online.

Mientras la tecnología avanza a grandes pasos, y otros estados ya advirtieron que el sector del online es una parte más del problemático negocio de los juegos de azar, al cual no se puede ni se debe dejar de lado precisamente por el veloz avance que lo distingue, la situación actual refleja que los responsables del juego en Argentina tienen una mirada posiblemente de desconfianza, originada tal vez por el desconocimiento de esta industria desarrollada en Internet.

Aquelos viejos refranes populares como “Los árboles impiden ver el bosque”, y “El sabio señala la luna y el bobo le mira el dedo”, sintetizan la situación actual del juego online en el país, donde quienes deberían pugnar -por cierto desde hace años-, para legalizar y regularizar el sector en línea, permanecen casi impasibles y absortos ante el avance de la tecnología.