Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Bitcoin: Seguridad de las compras online

Bitcoin: Seguridad de las compras online

Los Bitcoin son una divisa que se está utilizando con más regularidad mes a mes, pero al no ser un mercado regulado todavía preocupa la seguridad al utilizarla como moneda para compras online.

¿Hasta qué punto es segura Bitcoin?
Son muchísimas las historias alarmistas sobre el mercado Bitcoin. Las autoridades no son fans del mercado y por lo tanto han dirigido una gran negatividad hacia Bitcoin y han quitado las ganas de invertir en ella y de utilizar la divisa para cualquier transacción en línea.

Algunos problemas están bien documentados, pero, a fin de cuentas, cualquiera que planee invertir en Bitcoin o utilizar la divisa para hacer compras online debería hacer sus propias investigaciones en lugar de escuchar los puntos de vista alarmistas de los que no quieren ver triunfar a la divisa.

En resumen, la seguridad de Bitcoin depende de cómo utilices la divisa tú mismo. Como con todos los tipos de divisas, su uso conlleva riesgos, pero siempre que seas consciente de los mismos y tomes las medidas para evitar que surjan problemas, minimizarás las posibilidades de que estos se produzcan.

Los riesgos
Se ha dado mucha publicidad a los riesgos de Bitcoin, pero algunos han recibido más atención que otros. Aquí tienes una lista de los riesgos con los que te puedes encontrar al manejar Bitcoin de manera frecuente en línea.

– No se puede hacer un seguimiento de Bitcoin. Sí, este es un aspecto atractivo para los que temen la era de vigilancia al estilo Orwell, pero también significa que la moneda atrae a los que desean utilizarla para cometer delitos y actos no demasiado honestos.
– Es difícil comerciar con Bitcoin. Esto es tanto un inconveniente como un riesgo. Como Bitcoin no es rastreable tampoco se puede comprar ni vender muy fácilmente. No puedes simplemente comprar Bitcoin con tu tarjeta de crédito o de débito. Eso no quiere decir que la situación no vaya a cambiar en un futuro, pero por ahora Bitcoin no es el método de pago más cómodo.
– Bitcoin es relativamente fácil de perder. Esto es un tema en el que tener a las autoridades a tu lado, como en el caso de otras divisas, ayuda. Si pierdes una tarjeta de crédito o de débito, se pueden llevar a cabo una serie de medidas para detener las transacciones en tu cuenta y evitar que se roben fondos de la misma. Esto no es tan simple con Bitcoin. Por lo tanto, eres más vulnerable de perder dinero comparado con otras divisas reguladas.
– Bitcoin todavía no está aceptada en todas partes. A pesar de estar en circulación desde enero de 2009, Bitcoin no se ve aún como un método de pago popular por lo tanto no son muchos los lugares que la aceptan. En el mundo de las apuestas de juego online en concreto, son cada vez más los casinos que lo aceptan como método de pago verificado junto con otros métodos de pago online más comunes como PayPal. Incluso existen casinos especializados en Bitcoin para que los jugadores puedan comerciar con la divisa Bitcoin, pero en los locales comerciales todavía se considera una divisa marginal que no se puede utilizar de manera generalizada.
– Bitcoin es demasiado volátil. Puede parecer un poco raro decir esto, dada la naturaleza errática de los mercados financieros actuales, pero el mercado de Bitcoin es como una montaña rusa. Los tipos pueden disminuir y aumentar muy rápidamente y es un mercado muy poco estable. Esto hace que la inversión sea un riesgo mayor que con otras divisas en las que incluso en casos extremos el mercado es menos volátil que con Bitcoin.

Los beneficios
Pero no todo es fatalidad y pesimismo. Bitcoin tiene sus ventajas y a pesar de algunos riesgos que podrían disuadir a la gente de invertir en Bitcoin, es una divisa que está creciendo en fuerza y popularidad por una serie de motivos.

– Bitcoin presenta un riesgo bajo de colapsar. La crisis bancaria de 2008 puso todo patas arriba y el mundo entró en una recesión global. El mercado financiero colapsó y se produjo una situación totalmente caótica. Bitcoin ha prosperado hasta ahora porque no corre el riesgo de sufrir dicho colapso. No depende del gobierno ni de instituciones financieras. Su fortaleza nace de sí misma y eso la hace más estable.
– Bitcoin es fácil de almacenar. Si tienes millones de dólares en efectivo, tienes que guardarlos físicamente. Bitcoin es completamente digital así que ese problema no lo tienen los usuarios de Bitcoin. La comodidad es una gran ventaja.
– Bitcoin es segura. La gente seguirá diciendo que Bitcoin es insegura hasta que las ranas tengan pelo. Pero, si das una vuelta por la calle puede que te atropelle un autobús. Eso no te va a impedir salir a la calle, ¿verdad? Sí, Bitcoin implica riesgos, pero también es tan seguro, si no más seguro, como métodos de pago tipo tarjetas de crédito, tarjetas de débito y monederos electrónicos, donde se pueden piratear los datos, se pueden robar los fondos y en ocasiones una transferencia compleja de fondos a través de una tercera parte puede conllevar problemas.
– Bitcoin es fácil de utilizar. Volvemos a tocar este factor de comodidad. Bitcoin consiste básicamente en transacciones a nivel de pares. Otras divisas van de una parte a otra mediante una transferencia bancaria o monedero electrónico. Esto es individual. Sin perder tiempo en nimiedades.

Cómo utilizar de forma segura Bitcoin
Utilizar Bitcoin al hacer compras online no tiene que ser en sí una lotería. Si eres consciente de los riesgos y haces todo lo que esté en tu mano para evitar que se conviertan en algo real, Bitcoin puede ser un modo lucrativo, cómodo y más seguro de transferir fondos online. Es un mercado que ha visto cómo se ha disparado su valor en los últimos años a medida que la fe y la confianza en el mercado se han ido restableciendo. Las apuestas online puede que sean las primeras en aceptar Bitcoin como divisa legítima pero otras operaciones más comerciales y de ocio seguirán el ejemplo. Bitcoin no va a desaparecer en un futuro próximo y la sociedad no debería tener miedo a aprovecharla.

Fuente: Gaceta.es