Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

Los préstamos al 20% de Aznar Jr. y sus amigos para apostar al juego ‘online’

Los préstamos al 20% de Aznar Jr. y sus amigos para apostar al juego ‘online’

El hijo del presidente del Gobierno invierte con los hermanos Franco en Mediatech Solutions con créditos participativos a unos diferenciales más que generosos.

El sector del juego ‘online’ es uno de los negocios más florecientes gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías, que ha cambiado por completo los hábitos a la hora de apostar a cualquier cosa. Una de las empresas punteras en España en la implantación de plataformas ‘online’ es Mediatech Solutions, participada por la familia Franco, dueños de la mayor red de máquinas tragaperras de los bares, y por José María Aznar Botella y otros amigos de la ‘jet set’ española y europea. Unos inversores financieros que han hecho mucho dinero pese a que la compañía no ha dado más que pérdidas hasta la fecha.

Mediatech Solutions fue creada en 2009 como proveedor de plataformas de juego ‘online’ en España, tras la legalización de esta actividad a nivel nacional (Ley 13/2011, de 27 de mayo). Según documentos oficiales, la empresa ha alcanzado una cuota de mercado del 25% de los nuevos operadores que han entrado en el mercado español al calor de la regulación oficial. Entre sus hitos, destacan el primer acuerdo con la Asociación de Salones del País Vasco para el lanzamiento de una prueba comercial con terminales ‘online’ (proyecto Candy) y haberse convertido en el proveedor de referencia para grandes grupos de medios de comunicación (cuenta entre sus clientes con dos de los tres grupos mediáticos que se han lanzado a este negocio), así como de casinos físicos que extienden su actividad al juego ‘online’ en España.

Pero, pese a este éxito y a las primeras alianzas para ampliar sus servicios al mercado asiático, Mediatech Solutions ha pasado por problemas financieros dadas sus necesidades de capital al encontrarse en una fase de crecimiento. Prueba de ello es que en 2016 tuvo que realizar dos ampliaciones de capital, que fueron suscritas principalmente por la familia Franco Muñoz, la cual inyectó hasta 5,26 millones de euros –aportación de fondos más capitalización de un préstamo–, según el informe anual de Recreativos Franco.

Anteriormente, en 2015, Mediatech Solutions ya había usado esta modalidad para reforzar su capital, mediante la conversión de préstamos por 1,29 millones de euros en acciones. Una cifra que coincide con los créditos que José María Aznar Botella, Elizabeth Murdoch –la segunda hija del magnate australiano de los medios de comunicación en Reino Unido– y Jonathan y Jessica Ordovás de Ussía le habían dado a la empresa a un tipo de interés del 20% anual. Un precio muy alto, propio de compañías en alto riesgo de quiebra –Abengoa ha llegado a pagar el 25% por líneas de financiación urgentes–, con los que el hijo del presidente del Gobierno y sus colegas han hecho un negocio muy redondo.

Lo llamativo es que mientras el vástago del exlíder del Partido Popular le prestaba al 20% anual a Mediatech Solutions, la compañía conseguía créditos, pólizas y contratos de ‘leasing’ por cerca de 700.000 euros con el Instituto de Crédito Oficial, Sabadell, Caixabank y BBVA a tipos que oscilaban entre el 3,75 y el 6,70%. Aznar Jr. ha llegado a tener el 24% de la compañía a través de Poniente Capital, la firma con la que ganó mucho dinero con la compraventa del negocio inmobiliario de Bankia en favor de Cerberus.

El financiero es asesor de este fondo de capital riesgo, uno de los mayores del mundo, especializado en activos ‘distress’ o en situación de insolvencia. En España ha adquirido la inmobiliaria del banco nacionalizado; Sotogrande, el complejo residencial de lujo de la provincia de Cádiz, y Renovalia, una empresa de energías renovables, entre otros activos.

Fase de expansión
Mediatech Solutions, ahora controlada en un 69,65% por los Franco, se encuentra actualmente en fase de expansión, lo que le ha llevado a acumular pérdidas constantes. Unos números rojos que provocaron que el patrimonio neto fuera inferior a la mitad del capital social, lo que la llevó a entrar en causa de disolución y a presentar un fondo de maniobra negativo de 1,60 millones. Un desequilibrio que quedó solventado con la aportación de capital del fabricante de máquinas recreativas para bingos y salones de juego.

El plan de negocio para el periodo 2016-2018 prevé resultados negros desde el pasado año y flujos de caja positivos a partir del ejercicio 2017. La empresa, que emplea a unas 40 personas, facturó 1,2 millones en 2015, con una caída del 20% respecto al año anterior. Su estrategia pasa por aprovechar la regulación de los terminales ‘online’ en las comunidades autónomas en España y en enfocarse en los dos mercados más amplios de juego a nivel mundial, Estados Unidos y Asia. De hecho, la sociedad ha firmado un acuerdo para el mercado chino, así como otra colaboración para Vietnam.

Fuente: ElConfidencial