Pages Navigation Menu

Todo sobre el sector del juego online en España

El poker online entra en el IPC

El poker online entra en el IPC

El INE ha revisado la lista de productos de la cesta de compra con la que elabora el IPC con el fin adaptarla a los nuevos hábitos de los españoles.

La gran novedad es que el organismo de estadísticas comenzará a realizar un seguimiento de los precios de los servicios online de vídeo y música, los juegos de azar o el café monodosis en los productos de alimentación. Desaparecen otros productos como el brandy, la videocámara o el DVD grabable, entre otros.

El INE intenta reflejar en la cesta de la compra del IPC los hábitos de consumo de los españoles y los productos que más compran. Periódicamente revisa la selección «para elaborar el indicador oficial de la inflación. La última fue en 2011. La introducción de nuevos productos y la eliminación de otros suele reflejar los cambios de comportamiento de los españoles.

«Este procedimiento sirve también para realizar ajustes en la cesta, eliminando productos con poco peso en parcelas que ya incluyen productos más representativos, y aumentando o disminuyendo el número de precios a recoger de cada producto, en función de su variabilidad de precios y su nueva ponderación», explican desde el INE «con el fin de ganar precisión en su muestreo sin perder representatividad».

La inclusión de los juegos de azar eleva la ponderación del grupo Ocio y Cultura al 8,52% en 2017.

La selección de productos es clave para el peso de los grupos de productos cuando se elabora el IPC. La inclusión de los juegos de azar eleva la ponderación del grupo Ocio y cultura al 8,52% en 2017, frente al 7,00% en 2016, siendo el que más peso gana.
La forma de elaborar la cesta es la siguiente:

Los precios se recogerán en 177 municipios (las 52 capitales de provincia y 125 municipios no capitales). En 97 de ellos se recogerán precios de toda la cesta de la compra, en 44 de todos los productos de alimentación y parte del resto, y en 36 de aproximadamente la mitad de los artículos de la cesta.

Alrededor de 29.000 establecimientos servirán de muestra para recoger los 220.000 precios con los que se calcula cada mes el IPC. Con esta muestra se cubre, como mínimo, el 30% de la población de la provincia y el 50% de la población de la comunidad autónoma. Además, en la selección de los municipios se ha tenido en cuenta su distribución geográfica en la provincia y su tamaño (31 de ellos tienen menos de 50.000 habitantes).
El INE también ha revisado el peso de cada producto en la cesta. Se realiza cada año que componen el indicador. Además de la revisión anual de las ponderaciones para los grandes agregados, cada cinco años se actualiza la estructura completa para todos los niveles de desagregación. La nueva base del IPC incluye una nueva estructura de ponderaciones que «representa de forma más precisa las pautas de consumo de los hogares en este momento».

Fuente: ElEconomista